AFTEROFFICE
deportes

Frenan a Mercedes, Vettel se impone en el GP de Malasia

El temor a que Mercedes arrasara en la temporada 2015 de Fórmula 1 se disipó el domingo con un destello de rojo Ferrari cuando un emocionado Sebastian Vettel ganó el Gran Premio de Malasia y se proclamó como serio candidato al título.
Agencias
29 marzo 2015 13:29 Última actualización 29 marzo 2015 13:32
Ni Hamilton ni el alemán Nic Rosberg pudieron acertar, Vettel dominó la pista. (Reuters)

Ni Hamilton ni el alemán Nic Rosberg pudieron acertar, Sebastian Vettel dominó la pista. (Reuters)

SEPANG, Malasia.- El alemán Sebastian Vettel rompió la hegemonía de Mercedes en el Gran Premio de Malasia, segunda válida del campeonato, y dio la primera victoria a Ferrari casi dos años después para demostrar que hay Mundial de Fórmula Uno.

En la carrera, Hamilton hizo lo imposible para buscar su ventaja de salir en la pole, sin embargo, la estrategia del alemán a dos paradas definió que acertó pero sobre todo que está con un coche que puede romper con el dominio de las “Flechas plateadas”.

Ni Hamilton ni el alemán Nic Rosberg pudieron acertar, Vettel dominó la pista y sobre todo regresó una bandera a cuadros que el Cavallino Rampante no veía desde 2013 cuando ganó su última carrera, entonces con el español Fernando Alonso como piloto.

El podio se completó con el actual campeón mundial en segundo lugar y Rosberg en tercero, mientas que el finlandés Kimi Raikkonen firmó una carrera para enmarcar al salir desde la décimo primera posición y lograr un cuarto puesto; desde los entrenamientos demostró tener ritmo y en carrera fue por todas para buscar los puntos.

En tanto, el mexicano Sergio Pérez hizo lo que estuvo a su alcance, pero no pudo entrar en los puntos y tras arrancar desde el puesto 14 sólo pudo avanzar dos posiciones para finalizar en la 12 en Sepang.

También para destacar el rendimiento que el español Fernando Alonso le sacó a su McLaren, rodó en el puesto ocho y se prestaba para hacer una carrera que dejara de qué hablar, pero su coche no dio para más y la avería le resultó en un abandono.