AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Francia producirá menos vino y la culpa la tiene el clima

Debido a las heladas que han azotados los viñedos de regiones como Burdeos y Alsacia, la bebida espirituosa llegará este año a sólo 5 mil millones de botellas, su menor producción en medio siglo.
Rudy Ruitenberg | Bloomberg
24 julio 2017 21:9 Última actualización 24 julio 2017 21:13
Vino

(Bloomberg)

Francia se dispone a producir menos vino este año que en cualquier momento del último medio siglo, luego que una helada primaveral destruyera los viñedos en Burdeos y los alrededores de Cognac.

El Ministerio de Agricultura prevé que la cosecha de 2017 caerá 17 por ciento, a 37.63 millones de hectolitros. Ese sería el nivel más bajo alcanzado desde al menos 1965, según datos de la Unión Europea. La producción se estima en alrededor de 5 mil millones de botellas, o mil millones de botellas menos que en 2016.

"Este descenso en la producción se debe principalmente a la intensa helada primaveral que durante una etapa delicada para las vides afectó a todas las regiones vinícolas en diferentes grados", dijo el ministerio.

El vino es la principal exportación agrícola de Francia, con un valor de 8 mil 250 millones de euros (9 mil 600 millones de euros) el año pasado, encabezada por los vinos provenientes de Burdeos y Champagne. Las bebidas espirituosas representaron 4 mil 160 millones de euros en exportaciones, encabezadas por el coñac destilado de uvas de la región de Charentes.

1
 

 

Francia


Basándose en el punto medio de su rango anticipado entre 37 millones y 38.2 millones de hectolitros, la producción sería incluso inferior a la de 1991, que también fue afectada por "graves heladas", según el ministerio.

"La variabilidad de las pérdidas debido a las heladas de primavera, dependiendo de la variedad de terrenos y uvas, hacen que sea particularmente difícil estimar las cosechas en este momento del año", dijo el ministerio.

LOS MÁS AFECTADOS
Los viñedos del suroeste de Francia, incluyendo Burdeos, y aquellos ubicados en las regiones de Charentes, Jura y Alsacia, fueron los más afectados. La helada de la última semana de abril destruyó los botones florales en las vides que habían comenzado el crecimiento de primavera tras el clima templado previo.

En Burdeos, se estima que la producción de vinos designados con una denominación de origen caerá un 47 por ciento a 3.1 millones de hectolitros, basándose en el informe.

Se prevé que la producción de todos los vinos de la región, incluyendo los genéricos, disminuirá un 51 por ciento a 3.26 millones de hectolitros. El desarrollo vinícola en la región se encuentra adelantado entre dos y tres semanas respecto del año pasado.

1
 

 

Uvas


En Charentes, la fuente de uvas para el coñac, los volúmenes podrían disminuir un 30 por ciento a 5.45 millones de hectolitros. En Alsacia, productora de los vinos Riesling de Francia, también se pronostica que la producción caerá 30 por ciento, con daños particularmente en las variedades más precoces como Gewürztraminer.

En cambio, se estima que la producción de vinos designados con una denominación de origen en Champagne aumentará un 6 por ciento a 2.08 millones de hectolitros, ya que la helada primaveral ha sido menos destructiva que eventos similares ocurridos el año pasado.

En la región Burgundy-Beaujolais, donde se producen los vinos más caros del mundo, los volúmenes de todos los vinos podrían aumentar 14 por ciento a 2,35 millones de hectolitros.

El ministerio actualizará su pronóstico de producción vinícola mensualmente hasta noviembre. La escasez de humedad en el terreno de Alsacia, al sudeste de Francia y Córcega, aún puede afectar las estimaciones, así como también podrían hacerlo nuevos eventos climáticos y enfermedades de la uva, dijo el ministerio.