AFTEROFFICE
deportes

Francia deporta a 20 rusos; muere otro norirlandés

El gobierno francés anunció la deportación de 20 aficionados rusos por su implicación en actos violentos durante todo el certamen. Además, Norirlanda suma dos hinchas que pierden la vida en el torneo europeo.
AP
16 junio 2016 21:48 Última actualización 17 junio 2016 5:0
Los sospechosos están ahora en un centro de detención. (AP)

Los sospechosos están ahora en un centro de detención. (AP)

“Esto pone en otra perspectiva el resultado de cualquier partido de futbol”, aseguró Patrick Nelson, director ejecutivo de la Federación Irlandesa de Futbol, al reaccionar al fallecimiento de otro aficionado de ese país en la Euro 2016. Antes, el portavoz de la Selección, Neil Brittain, había confirmado el deceso tras la victoria ante Ucrania.

Norirlanda suma así dos hinchas que pierden la vida en el torneo. El domingo, Darren Rodgers, de 24 años feneció después de caer de una altura de 8 metros en Niza. Ayer los jugadores saltaron a la cancha con brazaletes negros y la tribuna aplaudió durante un minuto en honor a Rodgers. Hasta el cierre de la edición no se sabían más detalles del segundo fallecido en Lyon. Ninguno de los casos ha sido vinculado a incidentes de violencia.

En cambio, tres aficionados rusos recibieron sentencias de cárcel por su participación en la oleada de terror que enmarcó el partido entre Inglaterra y Rusia del sábado pasado.

Un tribunal francés sentenció el jueves a Alexei Erunov, Sergei Gorbachev y Nikolai Morozov a condenas de 2 años, 18 y 12 meses, respectivamente.

Además, el gobierno local anunció la deportación de otros 20 aficionados rusos por su implicación en actos violentos durante todo el certamen.

Stephane Bouillon, prefecto de la región donde se encuentra Marsella, foco de los peores disturbios, informó que los 20 hombres serán deportados el lunes 20 de junio. Los sospechosos están ahora en un centro de detención.

La UEFA indicó, por otro lado, que la participación de Inglaterra en el torneo no está bajo una amenaza inmediata pese a nuevos episodios de violencia de sus aficionados.