AFTEROFFICE

Fotógrafa Leibovitz gana Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades

12 febrero 2014 4:25 Última actualización 23 mayo 2013 17:27

[Bloomberg] Ha expuesto en las principales galerías y museos de ciudades emblemáticas del mundo. 


Notimex
 
La fotógrafa estadunidense Annie Leibovitz fue galardonada hoy con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2013, como una de las dinamizadoras del fotoperiodismo mundial.

El jurado encargado de conceder ese premio que contó entre sus miembros con el presidente del Colegio de México, Javier Garcíadiego Dantán y fue presidido por el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, destacó que es una de las fotógrafas más respetadas en Europa y América.

El acta señaló que tras una etapa como reportera que finalizó en la Guerra del Líbano, ha firmado decenas de portadas de las revistas más prestigiosas.

Se ha consagrado con instantáneas y retratos que reflejan una época de la política, la literatura, el cine, la música y el deporte a través de sus protagonistas, destacó.

Apuntó que Leibovitz ha expuesto su obra fotográfica en las principales galerías y museos de ciudades emblemáticas del mundo.

"Nixon en el momento de abandonar la Casa Blanca, John Lennon horas antes de ser asesinado o el histórico retrato de la reina Isabel II, son sólo una pequeña muestra de su reconocida obra gráfica", expuso García de la Concha al leer el acta.

Nacida en Waterbury (Connecticut, Estados Unidos) el 2 de octubre de 1949, Anna-Lou, "Annie", Leibovitz estudió pintura en el Instituto de Arte de San Francisco al tiempo que acudía a clases vespertinas de fotografía.

En 1970, antes de terminar sus estudios, empezó a trabajar en la revista Rolling Stone, de la que 3 años más tarde sería jefa de fotografía.

En 1983, cuando sus fotografías ya habían ilustrado 142 portadas, dejó esta publicación para unirse al lanzamiento editorial de la nueva Vanity Fair, de la que actualmente es contributing editor.

Desde 1998 también trabaja para Vogue, en la que ya había publicado con anterioridad.

La Fundación Príncipe de Asturias resaltó que desde que decidió abandonar el fotoperiodismo a principios de los 80, tras cubrir la guerra de Líbano para Rolling Stone, y centrarse en el retrato, Annie Leibovitz se ha convertido en una de las fotógrafas más respetadas en los ámbitos cultural y político de Estados Unidos.

Expuso que ante su objetivo han posado escritores, personalidades del rock, de la danza y del deporte, líderes políticos y prácticamente todas las grandes estrellas de Hollywood.

Afirmó que su trabajo se caracteriza por una cuidada y sofisticada puesta en escena, así como por una estudiada iluminación que dota a sus fotos de una ambientación característica.

En 1975 acompañó como fotógrafa oficial a The Rolling Stones durante su gira de conciertos. Sus imágenes fueron aclamadas por la crítica por captar la esencia del tipo de música y el ambiente que la rodeaba.

Las fotografías de Leibovitz han protagonizado exposiciones en museos y galerías de todo el mundo, incluyendo la National Portrait Gallery del Instituto Smithsonian de Washington, donde fue la primera mujer y el segundo fotógrafo vivo en exponer en ella.

Además, el Centro Internacional de Fotografía de Nueva York, el Stedelijk Museum de Ámsterdam, la Maison Européenne de la Photographie de París, la National Portrait Gallery de Londres, el Hermitage de San Petersburgo y el Museo Pushkin de Moscú.