AFTEROFFICE
culturas

FIL de Guadalajara festeja 300 años de la RAE

El escritor Sergio Ramírez habló de la lengua española en América y el papel del escritor en la región. la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara conmemoró la noche del lunes los 300 años de la Real Academia Española.
Notimex
02 diciembre 2014 12:28 Última actualización 02 diciembre 2014 12:29
El autor nicaragüense habló sobre el problema de la migración hacia los Estados Unidos y dio paso a la situación de inseguridad. (Coresía)

El autor nicaragüense habló sobre el problema de la migración hacia los Estados Unidos y dio paso a la situación de inseguridad. (Coresía)

GUADALAJARA.- Con un discurso poético en el que el escritor nicaragüense Sergio Ramírez habla de la lengua española en América y el papel del escritor en la región, la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara conmemoró la noche del lunes los 300 años de la Real Academia Española.

En el Salón 4 de la Expo Guadalajara, el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en el Idioma Español fue el encargado de arrancar las actividades del tricentenario con una conferencia magistral titulada "La lengua que nunca termina".

Acompañado del director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, así como de Jaime Labastida Ochoa, presidente de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), el también novelista, cuentista, ensayista, periodista y político aseguró que "lo que calla la historia lo decimos los escritores con la imaginación".

En su intervención, el autor nicaragüense habló sobre el problema de la migración hacia los Estados Unidos y dio paso a la situación de inseguridad para subrayar que de estos temas se ocupan los escritores.
"Y los caudillos del narcotráfico, vestidos como reyes de baraja, y el exilio hacia la frontera de Estados Unidos impuesto por la marginación y la miseria, el tren de la muerte; y la corrupción que el cuerpo social exuda por todos sus poros y la violencia como la voz de nuestras deidades, adorada en los altares de la santa muerte".

"Las fosas clandestinas que se siguen abriendo, los basureros convertidos en cementerios, es lo que los escritores nos ocupamos; todo irá a desembocar tarde o temprano en el relato, todo entrará sin remedio en las aguas de la novela, y lo que calla o mal escribe la historia, lo dirá la imaginación, espejo de múltiples reflejos de la realidad porque somos testigos de cargo, es nuestro oficio", destacó.

Antes, Ramírez de manera poética abordó a autores de la talla de Miguel de Cervantes, Rubén Darío, incluso Juan Rulfo y Carlos Fuentes.
"De haberse escrito el Quijote en América hubiera sido añoranza de Cervantes por la tierra lejana de Castilla, como campeo el recuerdo de la tierra centro americana", expresó.