AFTEROFFICE
culturas

'Fígaro 90210': Mozart para indocumentados

Titulada "Fígaro 90210", en referencia tanto a la ópera de Mozart como a la serie de televisión "Beverly Hills 90210", esta versión muestra las peripecias de un indocumentado en Los Ángeles y su relación con una comunidad diversa.
Notimex
27 marzo 2016 22:6 Última actualización 28 marzo 2016 5:0
El libreto fue adaptado por Vid Guerrero,bajo la dirección escénica de Melissa Crespo y la batuta de Raphael Fusco.

El libreto fue adaptado por Vid Guerrero,bajo la dirección escénica de Melissa Crespo y la batuta de Raphael Fusco. (Cortesía)

Una nueva adaptación de Las Bodas de Fígaro trastoca el texto original de la ópera de de Wolfgang Amadeus Mozart para reflejar las vicisitudes que sufren los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

La ópera, que inició temporada el pasado 19 de marzo y concluirá el 3 de abril, se presenta en Nueva York con el barítono mexicano José Adán Pérez en el papel del famoso criado del Conde de Almaviva que da nombre a la obra, y quien es presentado como un inmigrante ilegal.

Titulada Fígaro 90210, en referencia tanto a la ópera de Mozart como a la serie de televisión Beverly Hills 90210, esta versión muestra las peripecias de un indocumentado en Los Ángeles y su relación con una comunidad diversa, que incluye anglosajones, asiáticos y afroamericanos.

El libreto fue adaptado por Vid Guerrero,bajo la dirección escénica de Melissa Crespo y la batuta de Raphael Fusco.

“En un principio me impactó ver cómo habían alterado la obra original, pero al haber leído el libreto y entendido las ideas de justicia social que el autor había querido actualizar, la obra me encantó”, explicó Pérez, originario de Mazatlán, Sinaloa.

Interpretada en inglés, español y espanglish, la ópera busca revitalizar un lenguaje de hace 200 años para traerlo al Los Ángeles del siglo XXI, un giro que, advierte, no deja de respetar el mensaje revolucionario contenido en la obra del genio de Salzburgo.

“Esta ópera nos da la oportunidad de enfrentarnos a diferentes ideas y discursos, con la belleza de la música de Mozart como trasfondo. Al final, no sólo se trata de ver cómo un personaje como Fígaro sortea las dificultades culturales, sino refleja una problemática general en Estados Unidos”, comenta el cantante.

Presentada originalmente en 2014 en Los Ángeles, la obra ha sido bien recibida por la crítica musical de Nueva York. La revista The New Yorker califica la pieza de “inventiva y de una irreverencia sin concesiones”, en tanto que el diario The New York Times la considera “blasfema, brillante”.

Fígaro es un homenaje al ser humano común y a cualquier inmigrante que llega a un país en donde sufre con el choque cultural, y con el rechazo de los habitantes de estos lugares. La ópera contribuye a sensibilizar al público sobre esta situación y trata de modificar el discurso”, asegura Pérez.

Inmigrante en Estados Unidos desde hace una década, Pérez se graduó del programa de jóvenes cantantes Plácido Domingo, de la Ópera de Los Ángeles. También es fundador de la Banda Nueva York, un grupo de mexicanos que radican en La Gran Manzana y que interpreta música tradicional sinaloense.