AFTEROFFICE
Deportes

FIFA suspende 6 partidos a DT de México, Juan Carlos Osorio

La FIFA anunció este viernes la suspensión por seis partidos del seleccionador nacional de México, Juan Carlos Osorio, por insultar al equipo arbitral durante el partido disputado contra Portugal el 2 de julio.
AFP
07 julio 2017 10:29 Última actualización 07 julio 2017 10:41
Juan Carlos Osorio

Juan Carlos Osorio. (Reuters)

El director técnico de la selección mexicana, Juan Carlos Osorio, fue suspendido con seis partidos en competiciones oficiales por su comportamiento y sus insultos contra los árbitros el domingo en el partido por el tercer puesto de la Copa de las Confederaciones, informó este viernes la FIFA.

Este castigo tiene efecto inmediato y Osorio tendrá que empezar a cumplir ya en la Copa de Oro de la Concacaf, que arranca este viernes en Estados Unidos y donde México debutará el domingo contra El Salvador, en un grupo C que completan Jamaica y Curazao.

Osorio se pierde todo ese torneo, ya que el máximo de partidos que pueda jugar una selección son seis (tres en la primera fase, además de los cuartos, las semifinales y la final).

México terminó cuarto en la Copa de las Confederaciones en Rusia, tras perder 2-1 en la final de consolación ante Portugal, con un gol en la prórroga. El Tri había caído en las semifinales por un claro 4-1 ante Alemania, que luego se proclamó campeona.

"Tras ponderar las circunstancias del caso, la Comisión Disciplinaria de la FIFA ha hallado culpable al Sr. Osorio de haber violado el artículo 49.1 a) del Código Disciplinario de la FIFA. En consecuencia, y dada la gravedad del incidente, se ha suspendido al Sr. Osorio durante seis partidos oficiales. Asimismo, la comisión ha resuelto sancionarlo con una advertencia y una multa de 5 mil francos suizos (5 mil 182 dólares)", explicó la FIFA en su texto.

Ese artículo 49.1 a) al que se refiere contempla que haya "al menos cuatro partidos por conducta antideportiva hacia el árbitro de un partido".

Osorio fue expulsado en el partido ante Portugal por insultar al árbitro, cuando se estaba quejando por la no utilización del vídeo para revisar un momento del juego.