AFTEROFFICE
deportes

FIFA quiere redimirse; revela el 'Informe García'

La FIFA divulgó este martes el reporte de Michael García, que consta de 430 páginas y analiza la forma en que Rusia y Catar, criticados por supuestas anomalías, consiguieron el derecho de organizar la Copa del Mundo.
Agencias
27 junio 2017 19:31 Última actualización 27 junio 2017 19:36
La investigación de Michael García se completó en 2014, y sus hallazgos eran confidenciales desde entonces. (AP)

La investigación de Michael García se completó en 2014, y sus hallazgos eran confidenciales desde entonces. (AP)

SOCHI, Rusia.- Tras años de especulaciones sobre presunta corrupción, la FIFA desveló el misterio de qué contiene el informe de un investigador sobre la elección de las sedes de los mundiales de 2018 y 2022.

La FIFA divulgó el martes el reporte de Michael García, que consta de 430 páginas y analiza la forma en que Rusia y Catar, criticados por supuestas anomalías, consiguieron el derecho de organizar la Copa del Mundo. Igualmente, se dan detalles sobre cómo siete candidatos rivales fracasaron en la elección.

El equipo del estadounidense García no demostró actos graves de corrupción. Sin embargo, determinó que algunos países candidatos incurrieron en conductas cuestionables de acuerdo con las reglas del procedimiento, al sostener comunicación sobre un posible condicionamiento de los votos.

Los rusos cooperaron muy poco con la investigación de García, quien no encontró pruebas de influencia inapropiada. El presidente ruso Vladimir Putin se reunión con seis de los 22 votantes de la FIFA que participaron en las elecciones de 2010.

La victoria de Catar sobre Estados Unidos puso al límite el reglamento de la FIFA. La candidatura de Catar apeló a una generosidad desmedida por parte de su gobierno, lo que despertó la sospecha de García.

“Hubo un incidente específico sobre ‘intromisión gubernamental’ con la candidatura de Catar que suscitó preocupaciones”, escribió García sobre el entonces Emir de Catar por ser anfitrión de una reunión con los votantes de Sudamérica que viajaron en jet privado a Río de Janeiro.

La investigación se completó en 2014, y sus hallazgos eran confidenciales desde entonces.

Alguna vez se especuló que el reporte de García sería una bomba mediática. Para los críticos de la FIFA, conocer su contenido se volvió por lo tanto una misión crucial a fin de determinar si la elección de las sedes para los próximos dos mundiales debía efectuarse de nuevo.

Muchos de esos críticos consideran que los líderes de las candidaturas de Rusia y Catar consiguieron de forma indebida el voto de los dirigentes que integraban en 2010 el consejo ejecutivo de la FIFA. Desde entonces, muchos de esos líderes deportivos se han hundido en el descrédito.

“Numerosos miembros del comité ejecutivo buscaron obtener favores o beneficios personales que elevaran su estatura dentro de sus países o confederaciones”, escribió García.

La revelación del reporte se cristalizó menos de 24 horas después de que Bild, el diario de mayor venta en Alemania, comenzó a publicar algunos fragmentos de la documentación.

“En nombre de la transparencia, la FIFA agradece la noticia de que este reporte se haya publicado finalmente ahora”, indicó el organismo rector del fútbol en un comunicado.

El equipo de García “no halló evidencia” de que el equipo de Rusia o el entonces primer ministro Putin hubieran influido indebidamente sobre los votantes de la FIFA.

Putin, actual presidente de Rusia, recibió a seis de los 22 miembros con derecho a voto en el comité ejecutivo, durante las semanas previas a la votación realizada en diciembre de 2010.

Barack Obama, entonces mandatario de Estados Unidos, ayudó a la candidatura estadounidense para 2022, derrotada eventualmente por Catar. Obama recibió a tres votantes de la FIFA en la Casa Blanca, durante dos visitas por separado.

Muchos de los dirigentes deportivos que participaron en la elección de 2010 están ahora suspendidos por conducta antiética, enfrentan acusaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos por cargos de corrupción o siguen bajo investigación de fiscales federales suizos, que tienen 25 investigaciones abiertas, las cuales involucran más de 170 transacciones de supuesto lavado de dinero.

El documento de García fue la base de una investigación más amplia por parte de las autoridades de la FIFA, que obtuvieron la información de manos de la FIFA en noviembre de 2014.