AFTEROFFICE
DEPORTES

FIFA define el calendario del futbol rumbo a Qatar 2022

Hoy comienza el debate sobre si el Mundial de Qatar debería o no cambiar de fecha debido a las altas temperaturas. En Europa, las autoridades se oponen enérgicamente, pues eso implicaría pérdidas económicas para los clubes. 
Alejandra Zúñiga / Domingo Aguilar
18 marzo 2015 20:57 Última actualización 19 marzo 2015 5:0
¿Podrá Qatar organizar una buena Copa del Mundo en 2022? (Reuters)

¿Podrá Qatar organizar una buena Copa del Mundo en 2022? (Reuters)

Aun cuando la elección de Qatar como sede del Mundial 2022 venía acompañada de una cláusula que indicaba que el certamen se disputaría en junio y julio, las altas temperaturas (45 a 50 grados centígrados) que se viven durante esos meses en el país árabe han obligado a la apertura de un debate que hoy y mañana se llevará a cabo en Zúrich, Suiza, el cual encabeza la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), y que podría desembocar en una ruptura con las principales ligas europeas que rechazan categóricamente el cambio de calendario a noviembre y diciembre.

Y es que desde que en 2010 Qatar fue elegida como nación anfitriona del campeonato más importante del balompié en el mundo, las críticas no han cesado, pues su nombramiento estuvo manchado por supuestos sobornos del comité organizador a miembros de las diferentes confederaciones, así como por la problemática en la construcción de estadios que, según reportes del periódico británico The Guardian, ha causado la muerte de mil 200 trabajadores debido a las condiciones climáticas y laborales que sufren los obreros inmigrantes que están en condiciones de esclavitud.

El cambio en la elección de fechas para disputar la justa obligaría a la recalendarización de los torneos de clubes, algo que en Europa no están dispuestos a complacer.

Los campeonatos tanto de liga como de copa, así como la Champions League, la Liga Española y la Premier League, se verían afectados, causando pérdidas económicas, por lo que en el Viejo Continente proponen mayo para disputar el Mundial.

Por otra parte, los futbolistas sufrirían en un desgaste físico al cual no están acostumbrados; además, el certamen chocaría con la temporada regular de la NFL de los Estados Unidos, lo que puede llegar a perjudicar el nivel de audiencia y a las cadenas televisivas.

A pesar de ello, en la FIFA aseguran que jugar a finales del año es la única opción para poder llevar a buen puerto el torneo que reúne a las 32 mejores Selecciones del mundo.

“La única variable efectiva es la ventana de noviembre y diciembre. La propuesta del cambio fue apoyada por las seis confederaciones”, aseguró la FIFA en un comunicado emitido el pasado 24 de febrero.

Qatar prometió durante su candidatura la construcción de modernos recintos para albergar los partidos que contarían con sistemas de acondicionamiento climático, aunque los abrumadores 50 grados se sentirían en las gradas y en los campos de entrenamiento. Por ello la FIFA ha sido enfática en que disputar el torneo durante el verano arrastra un alto riesgo de salud para los atletas.

El organismo dio ejemplos de la problemática y acusó al Mundial de Estados Unidos 1994 como un campeonato en el que los futbolistas resintieron el calor, ya que por primera vez en la historia se tuvo una pausa para rehidratación. Esto sucedió en el choque que México ganó 2-1 a Irlanda en Orlando, Florida.

En Brasil 2014, a pesar de disputarse durante el invierno del hemisferio sur, diversos encuentros fueron detenidos por algunos momentos por las condiciones climáticas.

El Mundial de Qatar 2022 será completamente diferente a lo que la FIFA ha organizado. Con todo y las polémicas de corrupción, el cambio de fecha y las complicaciones que existen, pero el organismo dirigido por Joseph Blatter no quita el dedo del renglón y buscará crear todos los caminos posibles para llevar a cabo la Copa del Mundo en la ciudad árabe.