AFTEROFFICE
deportes

Ferrari y su tradición ganadora en la F1

La constructora de automóviles creada en 1929 es la única que ha participado en todos los campeonatos del mundo de Fórmula Uno desde su primera edición en 1950, y es la más laureada; presume 15 títulos mundiales de pilotos y 16 de constructores.
Ma. del Refugio Melchor
02 septiembre 2015 23:23 Última actualización 03 septiembre 2015 5:0
El domingo 6 de septiembre se correrá el Gran Premio de Italia y Sebastian Vettel está listo para cambiar las críticas por alabanzas. (Reuters)

El domingo 6 de septiembre se correrá el Gran Premio de Italia y Sebastian Vettel está listo para cambiar las críticas por alabanzas. (Reuters)

En la película Perfume de mujer (1992, dirigida por Martin Brest) el personaje Frank Slade interpretado por Al Pacino es un invidente que cumple su deseo de manejar a toda velocidad un Ferrari por las calles de Nueva York. Es un digno homenaje al auto creado por Enzo Ferrari, fundador de la escudería del mismo nombre que desde su incursión en la Fórmula Uno ha estado asociada con el éxito.

Con una filosofía basada en la fuerza, el glamour y el señorío, la constructora de automóviles creada en 1929 en Módena, tuvo como propósito inicial organizar carreras para los miembros de su equipo oficial.

La escudería Ferrari es la única que ha participado en todos los campeonatos del mundo de Fórmula Uno desde su primera edición en 1950 y es la más laureada en la historia de esta competición; presume 15 títulos mundiales de pilotos y 16 de constructores.

Desde 1932 un caballo negro sobre fondo amarillo decora los rojos monoplazas. Por sus boxes han pasado los mejores pilotos, todos sueñan con correr para la escudería de Il Cavallino Rampante, pero también vivió momentos complicados, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando la empresa se trasladó a Maranello y fue bombardeada en 1944.

Para sobrevivir, Enzo Ferrari tuvo que colaborar con el régimen fascista de Benito Mussolini, fue obligado a trabajar en la construcción de motores para aviones y a firmar un contrato para dejar de desarrollar sus bólidos porque la intención era encumbrar a la Alfa Romeo.

Enzo Ferrari, se ganó el sobrenombre de El Comendador, por su fuerte personalidad y mano dura para manejar sus negocios. Con esa determinación ingresó a la Fórmula Uno en 1950. Su debut fue en Mónaco, con un Ferrari 125 F1 que Alberto Ascari condujo hasta el segundo puesto. Dos años después, Ascari festejaría el primero de sus dos títulos mundiales de pilotos.

Los otros campeones mundiales de Ferrari fueron reclutados de otras escuderías, el último de ellos es el alemán Sebastian Vettel, que espera seguir esa tradición ganadora y cuenta las horas para encontrarse por primera vez con los aficionados italianos.

El domingo 6 de septiembre se correrá el Gran Premio de Italia y Vettel está listo para cambiar las críticas por alabanzas. “Naturalmente tengo grandes recuerdos y sentimientos de las veces que he estado en Monza, siempre es un gusto correr aquí y llegar con Ferrari lo hace más especial”, dijo Vettel a la página oficial del equipo.

“No es una pista tan demandante en el aspecto físico, pero no es sencilla. Tienes que tener cuidado especial en las frenadas, tengo curiosidad cómo responderá el auto porque ahora tiene más potencia. Desde luego ansío conocer a los fanáticos italianos. ¡No puedo esperar!”.

En Monza se correrá la última carrera del circuito europeo, es una pista mágica por la que han transitado los mejores pilotos. La edición 66 tiene todos los ingredientes para celebrar una gran carrera.

El alemán Michael Schumacher mantiene el título honorario como el rey de Monza con cinco victorias, por delante del argentino Juan Manuel Fangio, Rubens Barrichello, Vettel, Prost, Peterson y Piquet, todos con tres. De los pilotos actuales, Vettel (3) y Fernando Alonso y Hamilton (2) son los únicos que han repetido triunfo en el GP de Italia. Ferrari (18) es el absoluto dominador en constructores por delante de McLaren (10) y Williams (6).