AFTEROFFICE
deportes

Ferrari, oferta que acelera el mercado financiero

Con el compromiso de regresar a los primeros lugares de la Fórmula Uno, tras el inesperado triunfo en Australia, las acciones de la escudería italiana también se benefician.
Axel Beissner
07 abril 2017 0:13 Última actualización 08 abril 2017 5:0
Ferrari mantuvo un crecimiento en el precio de la oferta pública de venta de sus papeles. (AP)

Ferrari mantuvo un crecimiento en el precio de la oferta pública de venta de sus papeles. (AP)

La primera victoria de Ferrari en la Fórmula Uno desde su salida a la Bolsa de Nueva York (NYSE, por sus siglas en inglés) -el 21 de octubre de 2015- y a la Bolsa de Milán -el 4 de enero de 2016- impactó positivamente su valor en el mercado accionario.

En el marco del arranque del Gran Premio de Australia, el viernes 23 de marzo los papeles de la compañía se cotizaron en 71.58 dólares y 66.10 euros en Estados Unidos e Italia. Para el lunes 27 –con el triunfo de Sebastian Vettel en Melbourne, número 226 en la historia de la escudería- se colocaron a un precio de 73.93 dólares y 68 euros, su máximo histórico hasta entonces, con un incremento del 3.28 y 2.87 por ciento, respectivamente.

“La temporada 2017 está llena de incógnitas, debido a los muchos cambios tanto en las regulaciones como en la gestión, así que estoy reacio a hacer cualquier predicción. Lo que puedo prometer es que somos luchadores y que tenemos el impulso, el compromiso y la pasión para volver a lo más alto de este deporte”, escribió Sergio Marchionne, CEO de Ferrari, en el reporte anual publicado tres semanas antes.

Así de asombroso como fue en la pista que el equipo italiano volviera a la cima del podio, un año, 6 meses y 6 días después de la última ocasión que lo consiguió (Gran Premio de Singapur, 20 de septiembre de 2015), también lo fue para los inversores.

En un informe revelado el pasado 29 de marzo, los analistas de JP Morgan destacaron que las acciones de la automotriz podrían beneficiarse en los próximos meses, debido a que los resultados obtenidos en la segunda mitad de 2016, así como las proyecciones para 2017, superaron cómodamente las expectativas del mercado. Expertos de otras empresas, como UBS y Morgan Stanley, también recomendaron su compra a un año, aunque hubo otros más pesimistas, como Exane BNP Paribas, que aconsejaron su venta.

Aun con una desastrosa temporada como la pasada en la máxima categoría del automovilismo, la compañía mantuvo un crecimiento en el precio de la oferta pública de venta de sus papeles con ingresos por 3 mil 105 millones de euros, 338 mde generados por la venta de motores a Maserati y la renta de unidades de poder a tres equipos (Haas, Sauber y Toro Rosso), y 488 mde por su escudería, a través de patrocinios y participación comercial en el Campeonato Mundial de la F1.

RECUPERAR LA MEMORIA
Retomar su prestigio como máximo ganador del Campeonato Mundial de Constructores (16) y de Pilotos (15) de la Fórmula Uno –en el año que conmemora el 70 aniversario de la fabricación de su primer modelo- es el nuevo reto que enfrenta Ferrari, a partir de hoy, en el Gran Premio de China.

Junto con Mercedes, el rival a vencer, suma cuatro victorias en el circuito Internacional de Shanghái, la más reciente en 2013, con Fernando Alonso al volante. Las anteriores fueron para Kimi Räikkönen en 2007, Michael Schumacher en 2006 y Rubens Barrichello en 2004, año del debut de la carrera asiática en el calendario y en el que, además, se llevó su primera y única pole position.

La de Schumi es la más emotiva de todas. El 1 de octubre de 2006, el heptacampeón del mundo sumó el triunfo 91 –y último- de su carrera, partiendo de la sexta posición en la parrilla, la más atrasada para un ganador en China.

El piloto alemán cerró al final de esa temporada su ciclo con el equipo de Maranello, con el que registró la mayor parte de una serie de récords que aún continúan vigentes.