AFTEROFFICE
deportes

Ferrari 1956, de Fangio, a subasta; podría alcanzar los 28 millones de dólares

La subastadora RM Sotheby's dijo que el Ferrari 290 MM, chasis 0626, será ofrecido el 10 de diciembre en Nueva York. Fue fabricado para el legendario piloto argentino Juan Manuel Fangio. El bólido podría venderse por más de 28 millones de dólares.
AP
19 octubre 2015 13:34 Última actualización 19 octubre 2015 14:3
El automóvil fue diseñado especialmente para el cinco veces campeón mundial y fue uno de apenas cuatro 290 MM que se construyeron. (AP)

El automóvil fue diseñado especialmente para el cinco veces campeón mundial y fue uno de apenas cuatro 290 MM que se construyeron. (AP)

NUEVA YORK.- Un bólido Ferrari modelo 1956 fabricado para el legendario piloto argentino Juan Manuel Fangio será subastado en Nueva York, donde podría venderse por más de 28 millones de dólares.
La subastadora RM Sotheby's dijo que el Ferrari 290 MM, chasis 0626, será ofrecido el 10 de diciembre. 

El histórico auto de competencia nunca chocó pese a una carrera automovilística que duró hasta 1964. El cálculo previo de 28 millones de dólares lo erige en uno de los automóviles más valiosos en subasta. Un Ferrari 250 GTO Berlinetta que se vendió por 38.1 millones de dólares en Bonhams en 2014, tiene el récord para un automóvil.

Fangio, considerado uno de los mejores pilotos de Fórmula Uno de todos los tiempos, corrió el bólido de motor V-12 de 3.5 litros en las Mil Millas de Italia, donde quedó cuarto en la competencia con trayecto por todo el país.

El automóvil fue diseñado especialmente para el cinco veces campeón mundial y fue uno de apenas cuatro 290 MM que se construyeron. El modelo rojo con delantera azul compitió en muchos otros clásicos.

En 1957, los pilotos Eugenio Castellotti, Luigi Musso y Masten Gregory lo condujeron para ganar los 1000 kilómetros de Buenos Aires. RM Sotheby's dijo que el auto 0627 fue adquirido en 1957 por el entusiasta Temple Buell, que lo mantuvo compitiendo en carreras por todo el mundo con Jo Bonnier y Gregory al volante.

Más adelante fue adquirido por el coleccionista Pierre Bardinon y permaneció en su renombrada colección Ms du Clos durante casi 34 años, antes de ser comprado por el propietario actual, identificado solamente como un coleccionista europeo privado. La firma subastadora dice que el chasis, el motor, la caja de cambios y la carrocería son los originales.