AFTEROFFICE
culturas

Fenómeno arqueoastronómico
será visto en Yucatán

Se observará en cuatro zonas arqueológicas (Aké, Chichén Itzá, Dzibilchaltún y Uxmal) de la península y será del sol en el cenit. Podrá verse del 22 al 25 de mayo.
Yoisi Moguel
21 mayo 2014 21:25 Última actualización 21 mayo 2014 22:13
Este fenómeno era una forma de medir el tiempo por los mayas y era bien aplicada al momento de construir sus edificios sagrados. (Archivo)

Este fenómeno era una forma de medir el tiempo por los mayas y era bien aplicada al momento de construir sus edificios sagrados. (Archivo)

MÉRIDA.- En las zonas arqueológicas de Aké, Chichén Itzá, Dzibilchaltún y Uxmal se observará el fenómeno arqueoastronómico del sol en el cenit, a efectuarse del 22 al 25 de este mes. Éste era una forma de medir el tiempo por los mayas y que era bien aplicada al momento de construir sus edificios sagrados al marcar la perpendicularidad del Sol.

El catedrático del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM), Eddie Ariel Salazar Gamboa, resaltó la importancia de los observatorios cenitales de las ciudades precolombinas, ya que dan una mayor precisión cronológica a sus calendarios.

Sin embargo, lamentó el hecho de que tanto el gobierno del estado como el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) muestren desinterés por fomentar este singular hecho de la desaparición de sombras en objetos verticales, el cual formó parte del conocimiento de los sacerdotes astrónomos mayas.

Salazar Gamboa explicó que a lo largo del año se registran seis fenómenos arqueoastronómicos, en los cuales, el Sol juega un papel importante para los mayas, tal el caso del equinoccio de primavera y otoño, así como el solsticio de verano e invierno, y los dos pasos cenitales.

“Justo en estos días, el Sol está sobre nuestras cabezas, por lo que momentáneamente, las personas que estén paradas o caminando carecerán de sombras, lo mismo que los edificios o cualquier objeto que esté totalmente vertical”, precisó. Y agregó que en esos tres días el Sol estará justo en el cenit a las 12:50 horas, y reiteró que este fenómeno ocurre dos veces al año, por lo que el próximo será el 19 de julio.

El investigador yucateco aclaró que ambos fenómenos cenitales tienen como punto intermedio el solsticio de verano, a acontecer el próximo 21 de junio, con una diferencia de 55 días. “El punto intermedio es el solsticio de verano, el cual se registrará el próximo 21 de junio, y ese día el Sol tendrá su máxima declinación al norte, al mismo tiempo que marca el día más largo del año, y por ende, la noche más corta”, acotó.

Eddie Salazar detalló que hoy jueves 22 de mayo el fenómeno se registrará en Uxmal, el viernes 23 ocurrirá en Chichén Itzá, el sábado 24 y domingo 25 ocurrirá en Dzibilchaltún y Aké, además de que será perceptible en Mérida.