AFTEROFFICE
deportes

Federer y Murray, a tercera ronda en Australia

El escocés Andy Murray dio una clase de tenis al joven ruso Andrey Rublev para avanzar sin complicaciones a la tercera ronda del Abierto de Australia, donde también se instalaron los suizos Roger Federer y Stanislas Wawrinka.
Agencias
18 enero 2017 13:58 Última actualización 18 enero 2017 14:23
El tercer día del primer Grand Slam de la temporada había transcurrido según el libreto, hasta la acción de la noche. (AP)

El tercer día del primer Grand Slam de la temporada había transcurrido según el libreto, hasta la acción de la noche. (AP)

MELBOURNE, Australia.- Una hora después de su victoria por la segunda ronda, Andy Murray no había visto el video de cómo se torció el tobillo y cayó al suelo de la Arena Rod Laver.

Hay buenas posibilidades de que el video más visto del miércoles en el Abierto de Australia sea un tiro entre las piernas de Nick Kyrgios, al final de su inesperada derrota ante Andreas Seppi. El tercer día del primer Grand Slam de la temporada había transcurrido según el libreto, hasta la acción de la noche.

Roger Federer
avanzó con un triunfo 7-5, 6-3, 7-6 (3) sobre Noah Rubin para alargar su récord de alcanzar al menos la tercera ronda en los 18 Abiertos de Australia que ha disputado.

Después de victorias consecutivas sobre jugadores salidos de la ronda preliminar, el campeón de 17 majors que regresa a las canchas tras seis meses de inactividad por lesión tendrá un oponente más difícil en la siguiente etapa, cuando se enfrente con Tomas Berdych.

En el horizonte también asoma Kei Nishikori, quinto preclasificado y finalista del US Open de 2014. Todos están en el mismo sector del cuadro principal que el cabeza de serie Andy Murray, quien por un instante se preguntó si superaría la segunda ronda.

El británico se tropezó con la cancha y cayó al suelo, agarrándose el tobillo derecho mientras realizaba gestos de dolor, en el tercer game del tercer set de su duelo contra Andrey Rublev (156).

Murray pudo continuar y ganó el game, pero dijo en voz alta "esto no es bueno". Fue examinado por un preparador físico durante el siguiente cambio de lado, pero decidió que no necesitaba más tratamiento en un tobillo que ya tenía vendado. Después de cojear y estirar un poco, ganó 6-3, 6-0, 6-2.

Por su parte Stanislas Wawrinka pasó de ronda tras eliminar 6-3, 6-4, 6-4 a Steve Johnson y Jo-Wilfried Tsonga hizo lo mismo con Dusan Lajovic.

En el cuadro femenino, Angelique Kerber sonrió y agitó los brazos, como si fuera una directora de orquesta, mientras el público en la Arena Rod Laver le cantaba "Feliz cumpleaños". Minutos antes, su ánimo era menos festivo. Kerber, que cumplía 29, se impuso por 6-2, 6-7 (3), 6-2 a su compatriota Carina Witthoeft.

"Siempre juego en mi cumpleaños, siempre en Australia", dijo Kerber, quien comenzó aquí hace un año el despegue que la colocó en el primer puesto del ranking mundial, venciendo a Serena Williams en la final.

Venus Williams demostró que tiene todavía el vigor suficiente para sortear las primeras rondas de un major. Luego, debió responder otra vez cómo ha podido trascender entre distintas generaciones en el tenis. La veterana de 36 años, siete veces campeona de torneos del Grand Slam, jugó su primer major en el Abierto de Francia de 1997. Desde entonces, acumula 73 participaciones en las grandes citas, un récord.

En los albores de su carrera, Williams jugaba contra tenistas de otra era, como Steffi Graf y Martina Navratilova. El miércoles, doblegó a la suiza Stefanie Voegele, de 26 años, y avanzó a la tercera ronda en Australia.

Otras preclasificadas que avanzaron fueron la rusa Svetlana Kuznetsova (8va) y la ucraniana Elina Svitolina (11ma).