AFTEROFFICE
culturas

FCE aspira a convertirse en distribuidora de libros latinoamericanos

El Fondo busca vender libros en formato electrónico y físico, como lo hace la estadounidense Amazon.
Notimex
23 abril 2014 13:19 Última actualización 23 abril 2014 13:21
Etiquetas
 [El FCE editó una antología de narrativa contemporánea dedicada a la multiculturalidad de Israel, país invitado. / Cuartoscuro] 

[El FCE editó una antología de narrativa contemporánea dedicada a la multiculturalidad de Israel, país invitado. / Cuartoscuro]

BUENOS AIRES.- El Fondo de Cultura Económica (FCE) aspira a convertirse en una distribuidora de libros latinoamericanos en formato de papel y electrónico, a semejanza de la estadounidense Amazon, reveló el director de la editorial mexicana, José Carreño Carlón.

“Tenemos el tema de los libros electrónicos, obviamente van dirigidos a un público mayoritariamente juvenil y universitario. Este año llegaremos a mil títulos en la plataforma digital, es ya la quinta parte del catálogo vivo que tiene en el mercado el Fondo”, explicó.

El funcionario adelantó los planes del FCE en una mesa redonda organizada por el Encuentro de Editoriales Universitarias y en el marco de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires que será inaugurada mañana.


Carreño Carlón explicó que el Fondo cuenta con un catálogo histórico de 10 mil títulos, de los cuales sólo la mitad se mantiene vivo en el mercado editorial.

“El paso que estamos tratando de dar es el de incorporarnos a una estrategia digital del Estado mexicano para tratar de que el Fondo, en poco tiempo, se convierta en un distribuidor de libro electrónico e impreso pero comprado por correo electrónico, tipo Amazon”, señaló.

El proyecto, agregó, prevé que la editorial pueda distribuir no sólo los libros de su propio catálogo, sino los del resto de las universidades mexicanas “y quizá podamos abrirlo a las universidades de la región”.

De esta manera, dijo, el FCE insistirá, en el marco de su 80 aniversario y los proyectos para su novena década de vida, en su vocación latinoamericana.

El director de la editorial estuvo acompañado en la mesa por el director de Publicaciones de la UNAM, Javier Martínez, quien, a modo de broma, explicó al público argentino que esta institución es tan grande que “sólo nos falta tener una planta petrolera para ser autosuficientes”.

También informó que la UNAM está inmersa en un proceso para hacer circular y digitalizar su abundante y heterogéneo catálogo de libros, para lo cual se modernizarán sus librerías, a fin de que se aprovechen las nuevas tecnologías.