AFTEROFFICE
DEPORTES

FBI investigará asignación de Mundiales de Rusia y Qatar

Fuentes cercanas a la situación revelaron que el FBI averigua posibles malos manejos en la asignación de las Copas del Mundo de 2018 y 2022. Ambos países han negado todas las acusaciones. 
Reuters
03 junio 2015 15:28 Última actualización 03 junio 2015 15:31
¿Podrá Qatar organizar una buena Copa del Mundo en 2022? (Reuters)

¿Podrá Qatar organizar una buena Copa del Mundo en 2022? (Reuters)

NUEVA YORK/ ZÚRICH.- La investigación del FBI sobre supuestos actos de corrupción en la FIFA incluye un escrutinio sobre cómo el ente rector del futbol mundial otorgó los Mundiales de 2018 a Rusia y de 2022 a Qatar, informó un funcionario estadounidense. 

La revisión será parte de una investigación que va más allá de las acusaciones de soborno en un caso contra funcionarios de la FIFA anunciado hace una semana, indicó la fuente, que pidió mantener el anonimato.

Las autoridades de Estados Unidos señalaron que estudian un caso de soborno por 150 millones de dólares, mientras fiscales suizos anunciaron su propia investigación criminal por la adjudicación de ambos Mundiales.

Tanto Rusia como Qatar negaron irregularidades en la concesión de las Copas del Mundo.

En el caso de Qatar, sorprendió que el torneo fuera adjudicado a un pequeño país desértico sin tradición futbolística real y donde las temperaturas en verano pueden superar los 40 grados durante el día.

El ministro de Relaciones Exteriores de Qatar, Khaled al-Attiyah, dijo que su país no puede perder la organización de la Copa del Mundo porque presentó el mejor proyecto.

"Es muy difícil para algunos digerir que un país árabe islámico celebre este torneo, como si no estuviera bien que lo hiciera un estado árabe", dijo en una entrevista en París. "Creo que es por los prejuicios y el racismo por lo que existe esta campaña agresiva contra Qatar".

Rusia descartó igualmente que pueda dejar de ser sede. "La cooperación con la FIFA continúa y, lo que es más importante, Rusia continúa con los preparativos para la Copa del Mundo del 2018", aseguró Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin.

BLATTER, EN LA MIRA

Entre los asuntos que investiga el FBI está la gestión del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien el martes anunció sorpresivamente su renuncia poco antes de saberse que también está siendo investigado por las agencias de la ley de Estados Unidos.

Una fuente cercana a la FIFA reveló que fueron los asesores de Blatter los que le recomendaron renunciar.
Los críticos apuntaron a la creciente pesquisa criminal, la inquietud de los patrocinadores y la presión de la UEFA, el poderoso organismo del fútbol europeo, como las posibles razones.

Antes, Interpol incluyó a dos ex altos funcionarios de la FIFA en su lista de buscados a pedido de las autoridades estadounidenses.

La policía internacional emitió alertas de búsqueda contra Jack Warner, ex presidente de la Concacaf, organismo que rige el futbol en América del Norte, Centroamérica y el Caribe, y Nicolás Leoz, ex titular de la confederación sudamericana.

Los otros incluidos en las llamadas "alertas rojas" -que no son órdenes de arresto- son los argentinos Alejandro Burzaco, Hugo y Mariano Jinkis, y Jose Margulies, un brasileño que dirigió dos compañías implicadas en la transmisión de partidos.

NIEGAN SOBORNO

La FIFA negó que el secretario general Jerome Valcke estuviera implicado en un pago de 10 millones de dólares aprobado por la Asociación Sudafricana de Futbol y que está en el centro de la investigación estadounidense.

En una conferencia de prensa celebrada en Johannesburgo, el ministro de Deportes, Fikile Mbalula, confirmó el pago a Warner durante la exitosa postulación de Sudáfrica al Mundial 2010, pero negó que fuera un soborno, sino que el dinero estaba destinado al desarrollo del fútbol en el Caribe.

Valcke dijo el miércoles que no es culpable de prácticas corruptas por el pago y que no ve razón para dimitir.

La elección del nuevo presidente no podrá celebrarse al menos hasta diciembre. Mientras, Blatter sigue en su cargo.

Entre los candidatos potenciales para encabezar la FIFA, el presidente de la UEFA, Michel Platini, es el favorito.

El príncipe jordano Ali Bin Al Hussein, quien se retiró de la elección presidencial la semana pasada tras obtener 73 votos en la primera ronda, no confirmó si se presentará de nuevo.

Consultado sobre si volvería a presentarse al cargo, dijo a la cadena británica Channel 4: "Quiero ayudar".

El surcoreano Chung Mong-joon, hijo del fundador de Hyundai, dijo que "considerará cuidadosamente" una postulación.

Otros posibles candidatos serían el italiano Domenico Scala, jefe del comité de auditoría de la FIFA, el ex futbolista brasileño Zico, la leyenda argentina Diego Maradona, el subsecretario general de la FIFA Jerome Champagne y el alemán Wolfgang Niersbach, ex jefe de prensa de la FIFA.