AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Fantasía vacacional... para recordar tu infancia

Nada mejor que una casa de árbol para revivir tu capacidad de asombro de la infancia. Aquí te damos algunas recomendaciones de hoteles de este estilo -completamente nuevos o recientemente ampliados-, donde podrás volver ese sueño realidad.
Bloomberg
27 octubre 2016 21:5 Última actualización 28 octubre 2016 5:0
Imagínala lujosa y en medio de un clima tropical. (Especial)

Imagínala lujosa y en medio de un clima tropical. (Especial)

Nada mejor que una casa de árbol para revivir tu capacidad de asombro de la infancia. Imagínala lujosa y en medio de un clima tropical y obtendrás una perfecta fantasía vacacional para adultos adinerados.

Aquí te damos algunas recomendaciones de hoteles de este estilo -completamente nuevos o recientemente ampliados-, donde podrá volver ese sueño realidad.

SECRET BAY, DOMINICA
Inaugurado en 2012, Secret Bay puso a la pequeña y virgen isla de Dominica en el mapa con sus suntuosas villas, cada una construida a mano sobre un acantilado que emerge de las aguas prístinas. Poco a poco, la propiedad -pionera en el diseño sustentable y conservación marina- se ha ampliado, manteniendo su huella ambiental baja y su factor de asombro alto.

Su última adición llegó a principios de este mes: dos extensas villas duplex (desde mil 40 dólares la noche) en la parte alta del denso bosque. Cada una tiene un “sofá-hamaca” en la terraza y una cocina totalmente equipada (el refrigerador puede ser abastecido según su especificación y un chef puede ir y cocinarle langosta thermidor, si usted así lo desea). ¿Qué hay afuera de su dormitorio? Una piscina privada. Y si todo eso no es suficiente, puede pedir un concierto de jazz en su patio. El equipo hará que esto suceda.

1
 

  

Secret Bay

PLAYA VIVA, JULUCHUCA, MÉXICO
En el otoño pasado, este pequeño refugio ecológico en la costa del pacífico mexicano a solo 35 minutos al sur de Zihuatanejo, inauguró una casa de árbol cilíndrica como un tipo de experimento. Todo el complejo está enfocado en tener una huella ecológica de “menos de cero”, por lo que para hacer que funcione se requiere de una arquitectura creativa que evite interferir con las enormes palmeras que hay en este lugar. Y lo consiguieron -con reservaciones completamente agotadas por varios meses- por lo que el dueño, David Laventhal y su equipo en ArtisTree Homes con sede en California, ya están construyendo cerca de media docena más.

Hasta entonces, reserve la casa de árbol sencilla (por 445 dólares la noche) con vistas totalmente despejadas al mar, y una incomparable sensación de aislamiento, y quizá la característica más extravagante de la casa: una hamaca que se hunde entre algunos recortes de las tablas que forman el suelo.

1
  

  

PLAYA VIVA, JULUCHUCA

ACRE, SAN JOSÉ DEL CABO, MÉXICO
Hace un año, Acre no era otra cosa que un bullicioso restaurante dentro de una granja de 25 acres escondido en la profundidad de las polvorientas montañas en las afueras de Cabo San Lucas. Su vecino, Flora Farms, fue pionero en el arte culinario de esta área - un predecesor de Acre que introdujo la agricultura sostenible y la cocina al estilo de Brooklyn al patio trasero de este local en medio del desierto.

Ahora Acre es quien empuja el concepto con la apertura de su hotel de casas de árbol, compuesto por 12 construcciones hechas de carrizos sobre pilotes (desde 200 dólares la noche). Son compactas pero con espacio suficiente, con camas tamaño Queen y duchas al aire libre a la sombra de las palmeras.

1
  

  

Acre

PAPAYA PLAYA, TULUM, MÉXICO
Uno de los hoteles favoritos de Tulum -un refugio con 85 casitas de techo de paja– inaugurará una casa en el árbol próximamente, la primera de varias. Construida de zapote y madera reciclada, buscará imitar las estructuras mayas con su forma esférica. La casa en el árbol, de dos niveles, tiene vistas al Caribe y una sala de meditación, así como acceso directo a la escuela de kiteboarding y el spa del hotel.

1
  

  

PAPAYA PLAYA