AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Fanáticos de James Bond, Holanda los espera

En Rotterdam, Holanda, hay una exposición que recrea el emocionante universo de James Bond: vestuario, storyboards, fotografías, automóviles y muchas cosas más. 
Redacción
14 octubre 2014 22:21 Última actualización 15 octubre 2014 5:0
James Bond, el agente 007, revive en Holanda. (Cortesía)

James Bond, el agente 007, revive en Holanda. (Cortesía)

El lujo que rodea a James Bond recorre el mundo en la exposición Designing 007: Fifty Years of Bond Style, que esta semana se inauguró en el museo Kunsthal de Rotterdam, en Holanda. 

La muestra fue organizada en 2012 por el Barbican Centre de Londres, en colaboración con la productora EON Productions, para conmemorar los 50 años del inicio de la saga cinematográfica inspirada en el personaje de Ian Fleming.

El mundo ostentoso y tecnológico del espía británico es recreado a través de 500 objetos originales de las 23 cintas, entre fotografías, fragmentos de storyboard, props, piezas de vestuario y escenas reconstruidas en tamaño real, entre ellas la muerte “dorada” de la chica bond, Jill Materson, asesinada por Goldfinger.

Algunas de las piezas emblemáticas son la pistola del villano Francisco Scaramanga de la cinta El hombre de la pistola de oro, el gadget portafolio con armas del filme De Rusia con amor y el esmoquin blanco que utilizó Roger Moore en Octopussy.

Una de las curadoras de la exhibición fue la diseñadora de moda Lindy Hemming, ganadora de un Oscar y encargada de hacer el vestuario de cinco películas de James Bond, de Golden Eye a Casino Royale.

Además de esta exhibición, que estará en el museo Kunsthal hasta principios del próximo año, los fanáticos de James Bond también podrán ver hasta marzo en el London Film Museum de Londres, la exposición Bond in motion, la más grande que se haya realizado de los vehículos del agente secreto.

Entre los más emblemáticos están el Rolls-Royce Phantom III color amarillo del villano Goldfinger, el Lotus Esprit S1 sumergible que se utilizó en El espía que me amó y el clásico Aston Martin DB5.