AFTEROFFICE
culturas

Fallece Gerard Mortier, visionario de la escena operística

Su estilo no conformista chocó con frecuencia con la elite tradicional de las últimas décadas. El ex director artístico del Teatro Real de Madrid, quien padecía cáncer de páncreas, exhaló su último aliento rodeado de amigos y familiares.
Agencias
09 marzo 2014 17:22 Última actualización 09 marzo 2014 17:38
Gerard Mortier falleció hoy a los 70 años de edad, en Bruselas, Bélgica. (AP)

Gerard Mortier falleció hoy a los 70 años de edad, en Bruselas, Bélgica. (AP)

El director artístico Gerard Mortier, considerado un revolucionario de la escena operística de las últimas décadas, falleció hoy a los 70 años de edad en Bruselas, Bélgica. De acuerdo con medios de comunicación españoles, el ex director artístico del Teatro Real de Madrid, quien padecía cáncer de páncreas, exhaló su último aliento rodeado de amigos y familiares.

El primer ministro belga hizo el anuncio este domingo, y los medios de difusión dijeron que Mortier falleció la víspera en su casa en Bruselas, tras una batalla con el cáncer de páncreas. El primer ministro Elio Di Rupo consideró a Mortier un "visionario y una personalidad generosa".

Gerard Alfons August Mortier, nació el 25 de noviembre de 1943, en Gante, Bélgica, tras doctorarse en Derecho por la universidad de su ciudad de origen, trabajó como asistente del director del Festival Internacional de Flandes.

Fue director de la Ópera Nacional de Bélgica, llamada La Monnaie, en 1981, apartándola del entretenimiento “burgués” y dándole un reconocimiento y prestigio internacional. Posteriormente, dirigió el Festival de Salzburgo, en Alemania, y la Ópera Nacional de París, en Francia, señala su biografía disponible en el portal de Internet “circulobellasartes.com”.

A partir de 2010, se desempeñó como director artístico del Teatro Real de Madrid, en España, y a lo largo de su trayectoria fue considerado uno de los más innovadores directores operísticos contemporáneos. Asimismo, fue merecedor de diversos galardones, entre los que destaca la medalla de Honor de Bélgica y el Premio INSEAD Innovación 2007.

Mortier además fue distinguido con las Órdenes de las Artes y las Letras de Francia y como miembro de la Academia de Artes de Berlín, en Alemania.