AFTEROFFICE
ESPECTÁCULOS

Facebook: el mundo chiquito

A 10 años de su creación, Facebook, la red social más popular del mundo no se ha sabido potencializar en México. Especialistas consideran que la red social está en un proceso de evolución.
Ma. del Refugio Melchor S.
03 febrero 2014 22:39 Última actualización 04 febrero 2014 12:16
Facebook (Reuters)

México es el quinto mercado más relevante para Facebook en el mundo. (Bloomberg) 

Creada en una habitación de Harvard por el entonces estudiante Mark Zuckerberg y lanzada justo hace 10 años, la red social Facebook tiene hoy mil 200 millones de usuarios que la utilizan para diversos fines, desde la promoción personal, comunicación familiar, máquina de hacer amigos hasta los que simplemente quieren vender sus productos.

Lo que empezó como un proyecto escolar, en la actualidad es una poderosa herramienta de mercadotecnia que es utilizada por empresas, artistas y deportistas para aproximarse a sus consumidores.

Jorge Enrique Acosta Reyes, director ejecutivo de Social Media Club México, quien se dedica a estudiar y analizar las redes sociales desde el punto de vista de marcas y negocios, considera que Facebook está en un proceso de evolución.

“Nació como una red de entretenimiento para compartir con amigos y familiares, pero se ha ido profesionalizando para poder competir con otras emergentes como Pinterest, Instagram, por eso tuvo que modificar sus atributos”.

Pertenecer a una comunidad, subir 217 fotografías por usuario (350 millones al día), convierten a Facebook en un buen medio para publicitarse, fenómeno que entendió tarde la comunidad artística mexicana.

“Los artistas no se habían subido de una manera temprana y de pronto se dieron cuenta que el uso de las redes los hacía más visibles, impulsaban su presencia en medios tradicionales y que podían interactuar con su público”, señaló Jorge Acosta.

Tener millones de seguidores o amigos virtuales puede resultar contraproducente. “El artista se expone a la opinión pública y al escarnio, igual jugadores y atletas. Algunos no aguantan la presión y deciden cerrar sus cuentas, pero otros saben explotar sus virtudes”.

Ya no se tiene que recurrir a la publicidad en los medios de comunicación tradicionales porque resulta mucho más barato hacerlo con la ayuda de las redes sociales.


Poderosa herramienta


Además de sus fines prácticos, Facebook puede ser una poderosa herramienta que puede vender toda clase de productos, campañas políticas o cualquier cosa que uno pudiera imaginarse.

Ricardo Robles, dueño de la empresa Strategos que se dedica al negocio de la comunicación integral, dice que la fuerza de Facebook está en su capacidad para dirigirse a un nicho de consumidores específico.

“Las empresas de comunicación ahora están obligadas a hacer cada vez comunicación de microtarget, teledirigida, personalizada, de nichos específicos, de grupos sociales que están vinculados por intereses comunes. Ese es el éxito que ha tenido Facebook y otras plataformas”.

Pero también existe un uso negativo: “Como cualquier medio de comunicación puede ser para bien o para mal, el reto está en la responsabilidad y educación del usuario al momento de utilizar estas plataformas porque muchas veces no están conscientes de que las cosas que publican, la información y las imágenes que suben pueden ser utilizadas por personas que pueden utilizarla para cometer delitos”.
Refiere que incluso sufrió una mala experiencia.

“A mí ya me tocó, me encontré con un perfil de Facebook con mi fotografía, pero con otro nombre en el que se apoyaba a un candidato de un partido político contrario”.

Mientras que para Lina Elizabeth Rodríguez González, socia y directora de cuenta de la agencia Mente Digital, afirma que el mundo de las redes sociales nada es lo que parece. “Nadie es tan bonito ni tan perfecto como aparece en su perfil de Facebook, las redes sociales nos permiten tener una vida no digamos paralela, pero sí de lo que queremos mostrarle al mundo, hay una imagen que es la que queremos dar a conocer y otra es lo que nos sucede en la realidad”.

Los usuarios de Facebook son consumidores voraces. “La gente está en su estado de confort, está abierta a recibir información, puede tener varias pantallas al mismo tiempo y si consideramos que la mitad de los 100 millones de dispositivos móviles son inteligentes, se trata de un gran mercado”. Hoy es vital hacer buen uso y un manejo inteligente publicitario en el muro universal.