AFTEROFFICE
buena vida

Expedición cultural, una opción diferente en La Paz

Sumérjase en este bello lugar en La Paz. Esta ciudad de Baja California Sur estrenará su Museo de la Ballena y Ciencias del Mar, que posee la colección de cetáceos más importante de México y Latinoamérica.
Perla Oropeza Berber
02 febrero 2016 21:24 Última actualización 03 febrero 2016 5:0
Un viaje redondo a la capital de Baja California Sur cuesta alrededor de 5 mil 500 pesos. (Cortesía)

Un viaje redondo a la capital de Baja California Sur cuesta alrededor de 5 mil 500 pesos. (Cortesía)

El próximo 15 de febrero, esta ciudad estrenará su Museo de la Ballena y Ciencias del Mar, que posee la colección de cetáceos más importante de México y Latinoamérica.

En todo el mundo existen alrededor de 87 especies y en México hay 39, de las cuales 30 se ubican frente a la Bahía de la Paz, lo que la convierte en uno de los nichos más importantes de la naturaleza. En el recinto se cuenta con alrededor de 18 especies que han sido coleccionadas desde hace casi 16 años.

Francisco Javier Gómez Díaz, director del museo, explica que éste es resultado del esfuerzo de una asociación civil surgida hace 21 años. El presidente fundador, Víctor Ramos Pocoroba, es un promotor cultural todavía en activo.

1


Museo

El recinto operó desde 2005 en otro espacio y hace tres años inició la construcción de la nueva sede, gracias a la incorporación al consejo directivo de Diego Ruiz Ávila, un empresario que se enamoró del proyecto y le inyectó recursos. Además creó una empresa alternativa de servicios turísticos que genera dinero para mantenerlo.

El ejemplar más grande en exhibición es el esqueleto de una ballena azul, hembra adolescente que en vida midió 25 metros, aunque esa especie alcanza a medir hasta 33.6 metros. Corresponde a un organismo que varó en 2007 en la isla de San Lázaro, que forma parte del complejo insular de Bahía Magdalena, Baja California Sur.

1


Museo
ÚNICO
Museo de la Ballena y Ciencias del Mar, Paseo Álvaro Obregón esquina 16 de septiembre, colonia Centro, La Paz, Baja California Sur.


En la sala de tiburones se tendrá un estanque con algunas especies pequeñas. Serán los únicos ejemplares vivos. “No es como el cautiverio de los delfines”, aclara Gómez Díaz. “Se trata de contar con un lugar donde puedan reproducirse y cuando pongan sus huevos hacer actividades junto con estudiantes de todos los niveles educativos, y poder regresarlos al mar”.

Y es que, asegura, a ausencia de tiburones crea un caos ecológico porque son los que regulan el estado de salud de los océanos. El recinto contará con biblioteca, laboratorio interactivo y auditorio para recibir de 47 a 50 personas, que es el tamaño que tienen los grupos de escuela.

REYES DE LOS MARES
En el museo los visitantes podrán observar la evolución de los cetáceos desde su surgimiento, hace 55 millones de años, como organismos terrestres muy parecidos a un lobo moderno hasta su establecimiento definitivo en el mar, hace más de 20 millones de años.

Alrededor de las aguas mexicanas existen ocho especies de ballenas. Las que se explotan turísticamente hablando son tres: la gris, que es la más es la más amistosa; la jorobada, que se ubica en el área de Los Cabos, y la azul, que se encuentra en la costa de Loreto. De todas, siete tienen presencia en la Bahía de La Paz.

Videos, dioramas, sonidos y todo tipo de elementos museográficos ofrecen una visita singular al mundo de los cetáceos, dividido en cinco grupos: ballenas, delfines, marsopas, silfídos y cachalotes.

La asociación civil del museo está conformada por un grupo multidisciplinario que trabaja en la atención de ejemplares varados en coordinación con instituciones como la Universidad Autónoma de Baja California Sur, el Centro de Ciencias del Mar del Politécnico, el Centro de Investigaciones Biológicas, la Procuraduría General de Protección al Medio Ambiente (Profepa), la Armada de México y la Secretaría de Marina.