AFTEROFFICE
deportes

Exnecaxistas podrían ser acusados de homicidio

Luis Gorocito y Alejandro Molina podrían alcanzar penas de hasta 40 años. Se les abriría un nuevo juicio por homicidio si la Fiscalía estatal determina previamente que la causa legal de la muerte del joven estuvo vinculada a los hechos que se les imputan.
María Luisa González/corresponsal
04 noviembre 2015 17:49 Última actualización 04 noviembre 2015 17:58
Gorocito y Molina promovieron un juicio de amparo contra la determinación de la juez primero de lo penal. (Archivo)

Gorocito y Molina promovieron un juicio de amparo contra la determinación de la juez primero de lo penal. (Archivo)

AGUASCALIENTES.- El presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Juan Manuel Ponce Sánchez, dibujó los posibles escenarios jurídicos que podrían enfrentar Luis Gorocito y Alejandro Molina, tras la muerte de Luis Rodolfo Mariscal López, presuntamente por secuelas de la fractura de cráneo que le provocaron en riña el pasado 16 de agosto.

Luego de ratificar que actualmente se procesa a los dos futbolistas por el delito de lesiones dolosas calificadas con ventaja, el magistrado estableció que se les abriría un nuevo juicio por homicidio si la Fiscalía estatal determina previamente que la causa legal de la muerte del joven estudiante estuvo vinculada a los hechos que se les imputan y por los que permanecen encarcelados.

Dado el caso, “el delito de lesiones dolosas ya no continúa, ahora es por homicidio. La Fiscalía estatal tendrá que determinar también si va a ejercitar acción penal por homicidio simple u homicidio doloso calificado con ventaja”, dijo, y que ninguno ellos alcanza libertad bajo fianza.

En declaraciones a medios de comunicación, precisó que en Aguascalientes “cuando se comete un delito y se considera que es homicidio en riña, por ejemplo, la penalidad es de 4 a 10 años; si es homicidio simple la penalidad es de 8 a 20 años y cuando hay alguna calificativa, como puede ser ventaja, la penalidad es de 15 a 40 años”.

Ponce Sánchez confirmó también que antes del fallecimiento de la víctima, Gorocito y Molina promovieron un juicio de amparo contra la determinación de la juez primero de lo penal, que les negó libertad bajo fianza por el delito de lesiones dolosas, y que el mismo estaba pendiente de resolverse.