AFTEROFFICE
buena vida

Exclusivo: el bar oculto de Londres

Con capacidad para 25 personas, el Bar del hotel Connaught no es accesible para todos. Es uno de los bares más discretos de la ciudad londinense. Es el rincón más tranquilo del barrio Mayfair, famoso por su lujo comedido.
Bloomberg
26 julio 2015 20:37 Última actualización 27 julio 2015 5:0
El Champagne Room se ubica en el hotel Connaught. (Cortesía)

El Champagne Room se ubica en el hotel Connaught. 16 Carlos Place, Londres, W1K 2AL (Cortesía)

Hay dos entradas, ambas escondidas. Para encontrar este bar tiene que pasar por una alacena o perderse en los pasillos hasta escuchar una suave música que lo guiará hacia una puerta con pesadas cortinas.
El Champagne Room del hotel Connaught es uno de los bares más discretos en Londres. Es el rincón más tranquilo del barrio Mayfair, famoso por su lujo comedido.

La historia del Connaught se remonta a 1815 y obtuvo su nombre actual en 1917, inspirado en el séptimo hijo de la reina Victoria, el príncipe Arturo, duque de Connaught y Strathearn. Se asocia más con aristócratas europeos que con la realeza de Hollywood o las princesas del pop.

El salón se inauguró hace unos meses, con poca fanfarria. Tiene capacidad para 25 personas que disfrutan sus bebidas en vasos de cristal de Baccarat. No hay lista de cocteles. Sólo pida lo que quiera y el barman lo prepara.

1
Experto

Agostino Perrone, el director de mixología, lo podrá orientar con alguna recomendación.

Agostino Perrone

Se especializa en champaña y licores raros, difíciles de encontrar en Reino Unido. Hay uno raro de verdad: este es el único bar en el mundo que sirve champaña Krug Clos du Mesnil (2003) por copa, dice Agostino Perrone, el barman estrella cuyo título oficial en el Connaught es director de mixología.

¿El precio? 250 libras (387 dólares) la copa. Le diríamos cómo sabe, pero valoramos nuestro trabajo y no nos arriesgamos a usar la tarjeta corporativa. La botella de Vintage Pol Roger 1914 cuesta 16 mil 500 libras. No nos gustaría despertar a la mañana siguiente y descubrir que la ordenamos.

Por fortuna hay para todos los gustos y bolsillos, incluyendo media docena de champañas por copa, que van desde un Jacquesson Cuvée Nº 737 por 21 libras hasta un Krug NV por 50 libras.

Por ello es mejor si Perrone lo asesora. Es originario del lago Como en Italia y es tan agradable como los whiskys que recomienda. Por presupuesto optaría por el Dalmore ConnaughtCask a 18 libras. Pero si alguien puede vender un Macallan 1948 de mil 248 libras es él.

Perrone explica la elección de la cristalería: “Sólo tenemos vasos Baccarat. Es el cristal más puro y fino del mundo. Agrada a los labios incluso antes de la nariz, antes del paladar. Los huéspedes sienten que están en otro planeta. Tienen una sonrisa antes de que el líquido bese sus labios”.

Estaba tan atónito por el precio del whisky Macallan que le escribí un correo a Perrone para comprobar si era el costo de un vaso. Me respondió: “Sí, 50 ml, servido con estilo y una sonrisa”.

El salón tiene un estilo vintage y está bañado de luz natural de una ventana ovalada en el techo, cuya forma imita la fuente en la entrada del hotel (del arquitecto japonés Tadao Ando). El diseño es de Guy Oliver; entre las comisiones de su estudio está el restaurante Fera en el hotel Claridge’s; la entrada al número 10 de Downing Street; y el Princeton Club, en Nueva York.

Si el Champagne Room no es para usted, el hotel ofrece otras dos opciones. El Coburg es grande y cómodo, más bien como un antiguo salón de club. Y el Connaught Bar, cuyos diseños (por David Collins) abrevan del estilo cubista inglés y el arte irlandés de los años 20.

Si le gusta el trajín, vaya al Connaught Bar. Pero si quisiera probar el discreto lujo del Champagne Room, le diremos el secreto de cómo entrar: Si mira de frente al Connaught Bar, verá una entrada de personal a la derecha, ésta conduce a la alacena, y hay una puerta justo allí que lo llevará al Champagne Room. Por favor, no se lo cuente a nadie.