AFTEROFFICE
buena vida

Excéntrica propiedad

Si cuenta con, al menos, 250 millones de dólares, la casa más cara de Estados Unidos puede ser para usted. La vista incluye tanto las montañas nevadas de San Gabriel, como las playas de Malibú, además de un amplio panorama de Los Ángeles.
Lizbeth Hernández
09 febrero 2017 21:38 Última actualización 10 febrero 2017 5:0
(Especial)

(Especial)

Si anda en busca de un nuevo espacio para vivir y es de gustos sofisticados, el magnate Bruce Makowsky tiene un inmueble especial que podría interesarle. Se trata de la casa más cara de Estados Unidos. Está en Bel Air, California, y su precio puede rebasar los 250 millones de dólares.

Especialista en crear experiencias de lujo, Makowsky se preguntaba: ¿por qué los súper ricos no invierten tanto en su hogar (entre 20 y 30 mdd), pero sí compran yates y aviones de entre 50 y 500 mdd? La respuesta la da él mismo en el sitio de Internet en el que promociona su propiedad: “es porque nadie ha construido casas para los multimillonarios”.

Por ello se dedicó a buscar un lugar ideal para construirla. Lo encontró hace cinco años por aire, en medio del triángulo de platino que forman Beverly Hills, Holmby Hills y Bel Air.

1
  

  

(Especial)

“Este enclave es el hogar de la gente más rica en el mundo, aquí convergen los ejecutivos de la industria del entretenimiento y la élite de Hollywood”, refiere.

La vista incluye tanto las montañas nevadas de San Gabriel, como las playas de Malibú, además de un amplio panorama de Los Ángeles.
“Quería que esto fuera la joya de la corona en mi carrera”, agrega el magnate.

Por ello se rodeó de especialistas en diseño y artistas para acondicionar un espacio con 12 habitaciones, 21 cuartos de baño, tres cocinas, sala de cine, dos bodegas de vino, spa y gimnasio.

Tiene más de 100 obras de arte, entre las que destacan una escultura de una cámara Leica de acero, creada por Yibai Liao.

1
  

  

(Especial)

No había un presupuesto al que ajustarse. Eso no fue una preocupación. Más de 300 personas trabajaron en construir y decorar la residencia. En los objetos de diseño se incluyen piezas de Roberto Cavalli y Hermès, además de una colección de autos clásicos valuada en 30 mdd, 12 motos y un helicóptero.

La propiedad privilegia los espacios abiertos, tiene amplios ventanales y todos los cuartos tienen vista al exterior. La escalera central está valuada en 2 mdd; está construida en acero y cristal.

La alberca es uno de sus mayores atractivos exteriores. La temperatura del agua que contiene en sus 25 metros cuadrados se puede regular y cuenta con iluminación de diferentes colores.

“La propiedad tiene éxito en trascender los límites de la casa típica, funciona como una experiencia multisensorial”, asegura el empresario inmobiliario.

1
  

  

(Especial)

ÚNICA EN SU TIPO
El precio de salida de la propiedad es de 250 millones de dólares, mismos que se pueden rebasar en la compra-venta. Hasta el momento es la más cara en la historia de Estados Unidos.

A la fecha, una casa ubicada en Manalapan, Florida, es la venta más costosa, con un valor de 195 millones de dólares.