AFTEROFFICE
DEPORTES

Ex presidente de Concacaf se declara inocente y sale bajo fianza

Tras ser extraditado a Estados Unidos, el ex funcionario de la FIFA aseguró ante una corte federal que no cometió corruptelas al interior del organismo que dirige el futbol a nivel mundial. 
Reuters
18 julio 2015 17:5 Última actualización 18 julio 2015 17:19
Jeffrey Webb, vicepresidente actual de la FIFA y miembro del comité ejecutivo, también presidente de la Concacaf, entre los implicados. (AP)

Jeffrey Webb ha criticado a la administración de Joseph Blatter, presidente de la FIFA.  (AP)

Jeffrey Webb, uno de siete altos funcionarios de la FIFA arrestados en Suiza por cargos de corrupción, se declaró inocente este sábado en una corte federal de Estados Unidos.

El ex vicepresidente de la FIFA y ex presidente de la Confederación de Asociaciones Nacionales de Futbol de América del Norte, América Central y el Caribe (CONCACAF), se presentó en una audiencia en Brooklyn, Nueva York. Su abogado estadounidense se negó a formular comentarios.

Webb fue liberado con una fianza de 10 millones de dólares, tras ser instruido de cargos en una primera comparecencia ante la jueza Vera Scanlon, quien ordenó al ex funcionario entregar sus pasaportes, mientras que su equipo legal se abstuvo de realizar comentarios luego de la audiencia.






El ciudadano de Islas Caimán, de 50 años, enfrenta cargos de conspiración delictiva, fraude informático y lavado de dinero. Fue puesto en libertad bajo fianza por 10 millones de dólares, cofirmada por miembros de su familia y garantizada con propiedades, vehículos, posesiones personales y activos financieros. Él mismo pidió su extradición a Estados Unidos. No se fijó fecha para un juicio.

Webb es uno de nueve funcionarios de la FIFA, junto con cinco ejecutivos de marketing acusados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de aprovechar los negocios del futbol para beneficio personal y obtener ganancias a través de sobornos por 150 millones de dólares en 24 años.

Fue uno de los siete funcionarios del fútbol arrestados en Zúrich el 27 de mayo, dos días antes del congreso anual de la FIFA, cuando las autoridades dieron a conocer el caso que remeció al fútbol mundial.

Las autoridades de Estados Unidos afirman que su investigación, que realiza en paralelo a una indagación de las autoridades suizas, ha dejado al descubierto complejos esquemas de lavado de dinero, millones de dólares en ingresos que no pagaron impuestos y decenas de millones de dólares en cuentas en el extranjero mantenidas por funcionarios de la FIFA.

A Webb se le ha prohibido provisionalmente ejercer sus cargos en la FIFA y en la CONCACAF.

Según la acusación, Webb usó sus posiciones influyentes para pedir sobornos de empresas de marketing deportivo a cambio de derechos comerciales para partidos de fútbol.

El pago de un soborno por 500 mil dólares fue usado supuestamente para construir una piscina en la casa de Webb en Loganville, Georgia, según la acusación.

El 3 de julio, funcionarios de Islas Caimán anunciaron la presentación de cargos por separado contra Webb en un caso no relacionado de fraude al sistema de salud.