AFTEROFFICE
culturas

Estado Islámico destruye antiguos santuarios en ciudad siria de Palmira

Militantes del grupo extremista destruyeron dos antiguos santuarios que consideran sacrílegos en Palmira, una ciudad siria de 2 mil años y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, informó este martes el grupo musulmán suní de línea dura.
Reuters
23 junio 2015 14:24 Última actualización 23 junio 2015 16:56
Militantes del grupo destruyeron decenas de santuarios en Irak y Siria, muchos de ellos pertenecientes a la secta sufí. (Reuters)

Militantes del grupo destruyeron decenas de santuarios en Irak y Siria, muchos de ellos pertenecientes a la secta sufí. (Reuters)

AMÁN.- Militantes de Estado Islámico destruyeron dos antiguos santuarios que consideran sacrílegos en Palmira, una ciudad siria de 2 mil años y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, dijo el martes el grupo musulmán suní de línea dura.

El reporte fue el primero sobre daños provocados por los militantes a edificaciones en Palmira desde que en mayo tomaron el control de la ciudad, conocida también como Tadmur. Desde entonces, las fuerzas sirias bombardearon la ciudad y los militantes acamparon en su interior.

El activista de la opositora red Sham Samer Homsi explicó por Internet que los dos sitios destruidos son los mausoleos islámicos de Mohamed bin Ali y Abu Baha Edin, ubicados fuera de las ruinas grecorromanas por las que la ciudad es famosa.

Fotos tomadas antes y después mostraron a varios militantes transportando explosivos y los santuarios -que no pertenecen al patrimonio monumental de tiempos romanos- reducidos a escombros.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Gran Bretaña que monitoriza el conflicto, dijo esta semana que los militantes plantaron minas en Palmira, aunque no está claro si quieren destruir el lugar o buscan disuadir a fuerzas del Gobierno para que no avancen hacia la ciudad.

El jefe de antigüedades de Siria, Abdul Maamoun Abdulkarim, dijo que "en todas las áreas donde llegan, cuando ven tumbas las destruyen, pues las consideran sacrílegas y un retorno al paganismo".

Cientos de estatuas fueron llevadas desde la ciudad a lugares seguros antes de que los militantes tomaran el control de Palmira, agregó. Estado Islámico controla grandes territorios en Irak y Siria.

Militantes del grupo destruyeron decenas de santuarios en Irak y Siria, muchos de ellos pertenecientes a la secta sufí, una escuela mística del Islam a la que se oponen salafistas puritanos de donde provienen muchos de los combatientes de Estado Islámico y al Qaeda.