AFTEROFFICE

Estaciones de AM, sintonía vigente

01 febrero 2014 3:16 Última actualización 07 enero 2014 5:56

 [Frente a las nuevas formas de comunicación, la radio permanece en la vida diaria / Cuartoscuro] 


 
 
 
Rosario Reyes
 
Con 28 emisoras en Amplitud Modulada y 23 en Frecuencia Modulada, la radio capitalina da batalla a las nuevas formas de comunicación. En su larga historia (la decana XEB, actualmente propiedad del Instituto Mexicano de la Radio, comenzó sus transmisiones en 1923), la radio ha pasado de ser un motivo de reunión familiar y la primera “fábrica de estrellas”, a una fuente de información, cuyo valor radica, sobre todo en la inmediatez.
 
Con el paso del tiempo ha conservado su función de acompañar a quien escucha.
 
La radio no ha sido sustituida por ninguna de las nuevas formas de contacto, como advierte el periodista Raymundo Riva Palacio en su Manual para un nuevo periodismo, cuya tercera edición apareció recientemente con el subtítulo Desafíos del oficio en la era digital.
 
En las primeras páginas, advierte: “Las redes sociales son plataformas de comunicación, pero no pueden ubicarse en la categoría de medios de comunicación”, aunque, “ni los medios de comunicación, ni los comunicadores o periodistas pueden abstraerse de ellas”.
 
Así, la radio ha sabido aprovechar las redes sociales para mantener una comunicación mayor con los radioescuchas, amén de que actualmente es posible sintonizar cualquier emisora vía Internet.
 
Voces desde la radio
 
A los diez años, Enrique Muñoz acompañaba su recorrido hacia la escuela de artes plásticas sintonizando en un radio portátil La Pantera, Radio Juventud o Radio Capital.
 
El comunicador, una de las voces oficiales del desaparecido noticiero Monitor, quien actualmente conduce En Fórmula con Enrique Muñoz, los sábados de 8:00 a 10:00 por 104.1 FM y 1500 AM y los domingos de 7:00 a 8:30 horas por el 103.3 de FM y 970 de AM en Grupo Fórmula, además de ser titular de un informativo en TV, comenzó como reportero en Radio Programas de México (después Radio Red), hace 28 años.
 
Así como Riva Palacio recuerda en su manual de periodismo cómo en el sexenio de Carlos Salinas “el gobierno utilizó la radio como la arena donde su gabinete dirimía temas de la agenda política y sensibilizaba a la opinión pública”, una práctica que, asegura, se mantiene actualmente, Enrique Muñoz destaca la importancia informativa de la radio.
 
“Los medios impresos están replanteando seriamente lo que tienen que hacer, se están yendo a Internet, están dejando de venderse en papel, pero lo que jamás va a ser suplido es la radio, por la inmediatez y porque es de fácil acceso”. Destaca además, que México, “después de Los Ángeles”, es la segunda ciudad con mayor número de estaciones radiofónicas.
 
La productora de Radio Educación (donde trabaja hace 34 años) Laura Elena Padrón, creadora de varias series con perspectiva de género y diversidad sexual, cuyas recientes producciones se han transmitido además por youstream, en más de 50 países, oía la radio en el coche de su mamá en los trayectos a la escuela y por las noches, acompañaba a su padre, aficionado a la Onda Corta, a las sesiones de escucha. “En México sí es un arraigo, hay muchos radioescuchas”, asegura.
 
Para ella, la radio puede hacer el cambio. “Radio Educación fue pionera, por ejemplo, con Tito Vasconcelos, en abordar la temática de diversidad sexual, con Medianoche en Babilonia, el primer programa en América Latina al respecto, o la sexualidad, cuando todavía no se hablaba en los medios de eso; respecto a las mujeres, primero fue en Radio UNAM, con Alaíde Fopa, luego Radio Educación inicia una serie muy exitosa, que se llamó La causa de las mujeres, o Granados Chapa haciendo las mesas de análisis, la radio puede modificar los discurso; los contenidos y lo ha hecho en muchos momentos”.
 
El creador de La muchedumbre, Toño Esquinca, quien actualmente transmite su programa en Alfa 91.3, es un melómano y se relacionó con la radio gracias a su afición. Abandonó su inicial vocación de químico para dedicarse a la comunicación. Él coincide con Enrique Muñoz en que la radio es insustituible, “como ya se está sustituyendo la manera de oír la música, de ver películas. Siempre te va a emocionar el hecho de que estás oyendo lo mismo que un determinado número de personas al mismo tiempo”.
 
Este 2014 cumple once años con su programa Toño Esquinca y La muchedumbre, que apela a la imaginación y juega con la idea de que el conductor interactúa con un nutrido auditorio. Para él, “la radio es imaginación y emoción”. Reconoce que si bien hay periodos en los que la publicidad en sus espacios baja, no se debe a que la comercialización cambie de un medio a otro, “afortunadamente Alfa ha mantenido un ritmo de crecimiento muy sólido, no se ha visto afectado por la aparición de otros medios”.
 
El factor humano parece decisivo en la permanencia de la radio, como concluye Gaby Vargas, cuyo padre, Joaquín Vargas, fundó MVS Radio. Consultora de imagen y autora de libros de autoayuda, Gaby comenzó en la radio.
 
“Es como hablarle al oído a quien va escuchando, tú no sabes a quién le está llegando tu mensaje, pero es de una manera directa, la radio es más honesta que la televisión, donde estás más pendiente de cómo te ves… es una compañía, yo lo veo con mi mamá, que tiene sus programas favoritos, hay mucha gente sola o vamos manejando solos y en lugar de agobiarte por el tráfico, vas escuchando un sonido interesante, que hace que tu mente se vaya a algo bonito”.