AFTEROFFICE
CULTURAS

España fue víctima directa de la Guerra Fría: Grandes

La escritora española  quien presentó en la FIL de Guadalajara su más reciente obra 'Los pacientes del doctor García', explicó que ésta cuenta con elementos que también caracterizan a la historia
de España.
Redacción
27 noviembre 2017 21:11 Última actualización 28 noviembre 2017 5:0
almudena grandes

(Cortesía)

La escritora española presentó ayer en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara la cuarta entrega de su saga sobre la dictadura española.

Almudena Grandes, quien viajó con la delegación de Madrid -ciudad invitada de honor-, dijo a la agencia EFE que la tristeza y la soledad que envuelven a los protagonistas de Los pacientes del doctor García (Tusquets, 2017) son las mismas que caracterizan a la historia
de España.

La trama se centra en los esfuerzos de dos hombres que bajo identidades falsas pretenden sacar a la luz a una organización clandestina y así lograr que los Aliados, después de su victoria en la Segunda Guerra Mundial, entren en España para expulsar del poder al general Francisco Franco.

“Los españoles no somos conscientes de eso, pero España fue una víctima directa de la Guerra Fría. El bloque liderado por Estados Unidos no intervino en el país, porque cualquier cosa servía para luchar contra Stalin, y Franco se había definido como un anticomunista feroz”, reflexiona.

La novela, que transcurre entre Madrid, Berlín y Buenos Aires, narra hechos históricos prácticamente desconocidos, como una iniciativa estudiantil que se preparaba para tomar Madrid en 1946, si eventualmente la ONU retiraba a Franco del poder.

Al respecto, la autora dijo que en España no hay una política pública sobre memoria y los historiadores, narradores, cineastas y periodistas muchas veces son los encargados de suplir esta carencia, aunque el impacto que pueden tener es muy pequeño.

Grandes también conversó con lectores en un encuentro público y reconoció que su obra está marcada por el interés que tiene en la historia contemporánea de España. “Estuve 10 años metida en una burbuja. Por ejemplo, en El corazón helado cuento la segunda generación del exilio. Descubrí que los españoles vivimos en una mina de oro. Tenemos muchas historias que no se han contado”.

En ese encuentro, la autora adelantó el título tentativo de lo que será su siguiente novela: La madre de Frankenstein. Ambientada en la década de 1950, tratará sobre un exiliado español en Suiza, quien retorna y descubre que en España ya no hay esperanza, además de que su único vínculo con el pasado es una mujer recluida en un manicomio.