AFTEROFFICE

Esculturas de peltre dan vida a "El jardín del desdén"

12 febrero 2014 4:36 Última actualización 30 mayo 2013 17:53

Notimex
 
Animales, insectos y plantas de peltre integran la exposición "El jardín del desdén", de Silvia Barbescu, a inaugurarse mañana en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado "La Esmeralda", del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

La muestra, que forma parte de las actividades con las que se conmemora el 70 aniversario de la institución educativa, pretende incitar la reflexión sobre el entorno de los seres humanos y crear una memoria de la naturaliza olvidada, informó el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Los asistentes podrán apreciar, hasta el 15 de junio, la propuesta de la artista de origen rumano, quien empleó peltre para la creación de las diversas esculturas que conforman esta muestra que busca resaltar la riqueza biológica del medio ambiente.

"Son obras realizadas en un material muy novedoso fuera del ámbito utilitario y aún menos entendido dentro del mundo del arte contemporáneo. Nos referimos al esmalte vítreo o mejor conocido por peltre", explicó.

Entre los animales esculpidos por Barbescu, destacan un pez gigante, "que nos remite al Lejano Oeste", y un cocodrilo "que, lejos de ser un peligro, resulta ser un buen amigo".

"El jardín del desdén" también presenta una serie de plantas tropicales, lo que responde al interés de la artista por mostrar la nobleza del esmalte vítreo, como medio para realizar obra de gran calidad plástica, "quiero mostrar un jardín imaginario, pero no al estilo de la Zoología fantástica, de Jorge Luis Borges, sino uno más cercano a nuestra realidad ambiental".

La también profesora de dibujo y grabado opinó que los seres humanos con frecuencia creen ser los únicos seres vivos en el planeta, lo que ha provocado que en la actualidad existan infinidad de especies de flora y fauna en vías de extinción, tema que consideró "debería preocuparnos y ocuparnos a los hombres y mujeres de todo el mundo".

Barbescu señaló que el arte es el medio idóneo para fomentar la preservación del medio ambiente, pues "sensibiliza al mundo y nos saca de la comodidad de la ignorancia".

La artista destacó que "El jardín del desdén" está dirigida a todo tipo de público, no obstante, la recomendó para los pequeños espectadores, "si le enseñamos a los niños a cuidar la naturaleza y no a destruirla como lo hemos venido haciendo desde hace varias décadas, seguramente pondrán más empeño en protegerla".