AFTEROFFICE
culturas

Escocia: los artistas del No ya no opinan

El No se impuso al Sí por un 10 por ciento, 55 contra 45, cifra que sólo representa una diferencia de 383,937 de votos. La respuesta de Renton a Tommy en la novela "Trainspoitting", publicada por Irvine Welsh en 1993, se ha convertido en una de las más representativas del sentir de los independentistas escoceses.
Myrna I. Martínez
21 septiembre 2014 22:1 Última actualización 22 septiembre 2014 5:0
Este referéndum habla de una Escocia dividida, en la que artistas e intelectuales se volcaron mediáticamente para tratar de añadir votos a ambos bandos. (Reuters)

Este referéndum habla de una Escocia dividida, en la que artistas e intelectuales se volcaron mediáticamente para tratar de añadir votos a ambos bandos. (Reuters)

J.K. Rowling ha dicho estar orgullosa por el proceso pacífico del referéndum. La gente en Glasgow, donde ganó el , no opina lo mismo, y se han registrado múltiples disturbios entre ambo bandos.

¿No te hace sentir orgulloso ser escocés? La respuesta de Renton a Tommy en la novela Trainspoitting, publicada por Irvine Welsh en 1993, se ha convertido en una de las más representativas del sentir de los independentistas escoceses.

El resultado en las votaciones dejó en claro que no todos opinan igual que Welsh, uno de los principales estandartes del movimiento Yes Scotland. El No se impuso al por un 10 por ciento, 55 contra 45, cifra que sólo representa una diferencia de 383,937 de votos.

Este referéndum habla de una Escocia dividida, en la que artistas e intelectuales se volcaron mediáticamente para tratar de añadir votos a ambos bandos. Los que estaban a favor del No y clamaban por una Gran Bretaña unida, eran principalmente los nacidos en Inglaterra, como David Bowie, Paul McCartney o J.K. Rowling, quien donó un millón de libras a la causa Let’s Stay Together; mientras que los músicos escoceses, entre ellos Annie Lennox y Belle & Sebastian, se manifestaron abiertamente por el .

Uno de los principales impulsores de la independencia es el guitarrista Stuart Braithwaite, de Mogwai, quien, según comentó en reiteradas entrevistas a medios británicos, una Escocia libre les permitiría tener una sociedad más justa e igualitaria; quitar las armas nucleares que el gobierno inglés tiene a 30 millas de la capital y, en lugar de invertir el dinero en armamento, ocuparlo en hospitales o alimentación.

Tras conocer la derrota, Braithwaite es de los pocos que ha mostrado su decepción en Twitter de forma enérgica, pero hay quienes como Stuart Murdoch, líder de Belle & Sebastian, que antes de las votaciones tuiteaba “Proclamo la posibilidad del último día del imperio”. O: “Sigo creyendo que es el tiempo correcto para ser un país independiente”. Después optó por el silencio. De los ganadores ingleses, no muchos han hecho comentarios, incluso sir Paul sólo ha pedido apoyo sobre su causa vegetariana Meat Free Monday.