AFTEROFFICE
CULTURAS

Es una sorpresa recibir la Medalla Bellas Artes: Roger von Gunten 

El pintor y escultor suizo Roger von Gunten, nacionalizado mexicano, considerado entre los principales exponentes del movimiento de la Ruptura, recibió esta noche la Medalla Bellas Artes, máximo galardón que otorga el Instituto Nacional de Bellas Artes.
Notimex
29 octubre 2014 22:18 Última actualización 29 octubre 2014 22:18
Von Gunten. (Twitter @mcristina_gc)

Es una sorpresa esta distinción, dijo el galardonado.  (Twitter @mcristina_gc)

CIUDAD DE MÉXICO.- Al recibir la Medalla Bellas Artes, máximo galardón que otorga el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) a los más destacados creadores e intérpretes del arte y la cultura, el pintor y escultor Roger von Gunten externó que fue una sorpresa esta distinción.

Vivo en el bosque, fuera del Distrito Federal, no voy a ningún evento artístico, no sé a quién le debo esta candidatura", afirmó el artista plástico, antes de la ceremonia en la que se oficializó la entrega de la medalla en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

La directora general del INBA, María Cristina García Cepeda, entregó la medalla al artista, tras subrayar que los criterios de distinción son el trabajo con un claro impacto en beneficio del desarrollo y la difusión de las artes en México y el reconocimiento de la comunidad artística a la que pertenecen.

Considerado entre los principales exponentes del movimiento de la Ruptura, Von Gunten hizo propuestas determinantes en el proceso de consolidación del arte contemporáneo en este país.

Nacionalizado mexicano en 1980, estudió en la Escuela de Artes y Oficios de Zürich, y Grabado en Metal en la Universidad Iberoamericana (UIA), de esta ciudad.

"Es una sorpresa esta distinción. Vivo en el bosque, fuera del Distrito Federal, no voy a ningún evento artístico, no sé a quién le debo esta candidatura", afirmó el artista plástico, antes de la ceremonia en la que se oficializó la entrega de la medalla en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Esa sala, localizada en el interior del recinto que este año celebra su 80 aniversario, fue marco para reconocer al artista que en su oportunidad mencionó lo bonito que es "que se le recuerde a uno".

En ese sentido, comentó que llegó a México en 1957, que obtuvo la nacionalidad mexicana en 1980 y que actualmente vive en Tepoztlán, Morelos.
"Hay mucho qué decir, pero en estos momentos no se me ocurre nada, como cuando se le vienen a uno las ideas a las cuatro de la mañana", comentó el pintor, grabador y escultor, que se mantiene lúcido, sonriente y gentil, y de quien en 1989 se montó una retrospectiva de su obra, con más de 270 piezas, en las salas del Palacio de Bellas Artes.

El recuerdo de aquella memorable exposición, por la que se sorprendió al ver reunido en un solo lugar lo que había hecho en tantos años, le hizo evocar: "Había un cuadro que tenía una rasgadura. Lo toqué y un guardia me dijo: Oiga, no se puede tocar. ‘Yo soy el autor’, le contesté, y él me respondió: ‘con mayor razón usted debe poner el ejemplo’.

Von Gunten afinó la voz para señalar, con franqueza y agradecimiento, que "México es un país maravilloso, rico e inagotable, pero lo que más me impresionó a mi llegada fue que recorrerlo representa un viaje en el tiempo: La ciudad, siempre moderna, pero cuando uno se aleja, retrocede en el tiempo. Es un país de una gran profundidad".

Por lo mucho que ama a México, dice ahora sentir un gran dolor debido a la situación de violencia en la que se encuentra: "Es algo que va en contra de la cultura; siempre vi en México la cultura del corazón. Este es un país-nación, no un país-Estado, como muchos que hay en Europa", añadió.

Durante el acto, se adelantó que el próximo 8 de noviembre se abrirá una exposición de Roger von Gunten en una galería de Tepoztlán.

"Todas son obras nuevas, en las que predomina una falta de contorno y colores, quién sabe por qué. Eso va con mi edad, y la actualidad que vivimos está en no fijarse tanto en objetos ni en contornos concretos, sino en un ambiente", acotó.

Representante de la Generación de la Ruptura, Von Gunten señaló que seguramente, en algún lugar, los jóvenes están haciendo algo nuevo, "sin embargo, la escena del arte está controlada a nivel global por ciertas tendencias. Hablan de la profesionalización del arte, pero el arte no necesita texto que explique a la gente qué debe sentir cuando ve una obra".

Advirtió que "esa industria quiere convertir al arte en una rama del entretenimiento, lo cual es nefasto. En alguna parte hay jóvenes que trabajan, dedicados a su obra, pero el problema es que están marginados. La industria de la cultura del entretenimiento que no está relacionada con el arte ni con la capacidad de mostrarnos una realidad espiritual".

A lo anterior se debe sumar una trayectoria sólida, constante y sobresaliente en los ámbitos nacional e internacional, carrera de más de 20 años de trabajo y haber recibido con anterioridad premios, reconocimientos y becas.

Los asistentes que se erigieron como testigos del acto, celebraron la entrega con un fuerte aplauso, caluroso y prolongado.

En el presídium estuvieron presentes el escritor Homero Aridjis, el poeta Jaime Moreno Villareal, el curador y crítico de arte Santiago Espinosa de los Monteros Hernández, siempre orgullosos de ser amigos, compañeros, y sobre todo, contemporáneos de Roger von Gunten, de quien elogiaron su destacada trayectoria y labor artística.