AFTEROFFICE
BUENA VIDA

¿Es éste el fin de los convertibles?

Las ventas de los automóviles convertibles en todo el mundo han caído estrepitosamente. Hoy los fabricantes ya no lanzan este tipo de coches, pues las nuevas generaciones sólo están enfocadas en un vehículo que les brinde comodidad y alta tecnología. 
Bloomberg
11 abril 2014 18:55 Última actualización 12 abril 2014 5:0
El Lexus es el único modelo convertible que tiene Toyota. (www.toyota.com)

El Lexus es el único modelo convertible que tiene Toyota. (www.toyota.com)

Los convertibles como el Ford Thunderbird en la película "Thelma Louise" de 1991 han encarnado la promesa de libertad que ha alimentado durante mucho tiempo la popularidad del automóvil.

Desde el Porsche 550 Spyder de James Dean hasta el Jaguar XKSS de Steve McQueen, los descapotables han sido asociados a los rebeldes de toda índole. Hoy en día, sin embargo, el convertible podría pasar de moda. 

Las ventas mundiales de los convertibles han caído un 44 por ciento desde su máximo en 2004 a 465 mil 800 vehículos en 2013 -sólo el 0.7 por ciento de todos los coches a nivel mundial -, mientras que las entregas de SUV se han más que duplicado a 15.4 millones, según datos de IHS.

Los compradores en Estados Unidos y Europa, los mayores mercados de convertibles, están optando por vehículos más pragmáticos en tanto el automóvil se desvanece como un símbolo de estatus social.

Los consumidores en los mercados de rápido crecimiento como China e India -que cada vez más dictan las estrategias de los fabricantes de automóviles- prefieren la comodidad que encierran los SUVs y sedanes como una barrera al smog y un amortiguador de las calles llenas de gente.

"La mayoría de los convertibles no se utilizan realmente para conducir a cielo abierto, sino para dar la impresión de ser un poco salvaje de corazón y deportivo", comentó Christoph Stuermer, analista principal del servicio de pronóstico Autofacts de PricewaterhouseCoopers. "Esta imagen ahora ha sido adoptada por los SUV. Los convertibles permanecerán alrededor como un nicho de alta gama, pero los amantes de la moda van a seguir avanzando".


LAS EMPRESAS YA NO QUIEREN VENDER CONVERTIBLES

El desvanecimiento del encanto de los convertibles ha llevado a los fabricantes de automóviles a abandonar muchos modelos Open Air.

Volkswagen AG detendrá de forma permanente la fabricación de su Eos convertible de techo rígido en los próximos meses, informaron personas familiarizadas a la operación.

El fabricante alemán de automóviles tampoco tiene la intención de producir el concepto de auto descapotable BlueSport que se dio a conocer en 2009, debido a la disminución del atractivo de los convertibles.

La espectacular transformación del sedán 200 de tamaño mediano de Chrysler para 2015 no tendrá una versión Open Air, a diferencia de la actual generación.

PSA Peugeot Citroën, el segundo mayor fabricante de automóviles de Europa, afectada por la recesión, refirió que no renovará los modelos descapotables 308 CC y 207 CC cuando la producción de los modelos actuales se detenga el próximo año.

Por su parte, la francesa Renault dejó de fabricar el convertible Wind el año pasado y también está poniendo fin a la versión descapotable de su compacto Megane. Incluso Toyota Motor Corp, el fabricante de automóviles de mayor venta en el mundo, actualmente sólo tiene un descapotable: el Lexus.


CONDUCTORES PREFIEREN LA COMODIDAD

"Solía ​​haber una versión convertible de cada éxito de ventas en Europa; ahora, apenas se puede encontrar uno", aseguró Piero Agnello, dueño de una tienda cerca de Milán que vende artículos para bebés y que solía pasearse por Italia en un Peugeot descapotable. "La sensación de conducir un descapotable era genial, pues producía alegría y libertad. Pero con la crisis todavía en marcha, ni siquiera se toma en consideración comprar un coche convertible. Ahora la tendencia es fijamos en automóviles espaciosos para la familia".

Los automóviles eran generalmente abiertos al aire hasta la década de 1920, cuando los vehículos cerrados se hicieron populares. El cambio se consolidó en la década de 1930, cuando General Motors comenzó a promover su techo de acero "turret top" como una medida de seguridad. El papel de los autos convertibles se diluyó aún más con la presentación en sociedad del techo corredizo en la década de los sesenta.

"Cuando se trata de la imagen del auto como un objeto de deseo, ésta siempre ha sido el convertible", sostuvo John Heitmann, presidente de la Sociedad de Historiadores de automoción y profesor en la Universidad de Dayton, en Ohio.

Para el especialista, la marginación de los convertibles radica principalmente en que "los jóvenes ya no ven al automóvil como un camino a la libertad. Hoy en día, es la tecnología y la comodidad la que domina, la que dicta las reglas". 

1
Ford Thunderbird 1966

 

Ford Thunderbird
1
 

 

Ford Thunderbird

 

1
El Porsche 550 Spyder de James Dean (1954)

 

James Dean

 

1
Jaguar XKSS de SteveMcQueen (1957)

 

Jaguar