AFTEROFFICE
deportes

Erick Ruiz, el 'rider' mexicano, pone su vida en juego por 50 mil pesos

Para el motociclista mexicano Erick Ruiz la pasión que tiene por el Freestyle Motocross le gana a las lesiones que pueda sufrir y al dinero que recibe por ello. El joven de 19 años lleva a lo largo de su corta carrera profesional 14 huesos rotos, dos contusiones cerebrales y un par de comas.
Alejandra Zúñiga
04 marzo 2015 22:6 Última actualización 05 marzo 2015 5:0
Erick Ruiz se presentará por tercera vez en la décima edición del Red Bull X-Fighters de la Ciudad de México, este viernes 6 de marzo. (Tomada de su Facebook)

Erick Ruiz se presentará por tercera vez en la décima edición del Red Bull X-Fighters de la Ciudad de México, este viernes 6 de marzo. (Tomada de su Facebook)

Le tiene respeto a la muerte, pero cada vez que se sube a su motocicleta se enfrenta a ella. Para el rider mexicano Erick Ruiz la pasión que tiene por el Freestyle Motocross le gana a las lesiones que pueda sufrir y al dinero que recibe por ello.

El joven de 19 años lleva a lo largo de su corta carrera profesional 14 huesos rotos, dos contusiones cerebrales y un par de comas. Sin embargo, afirma que como piloto se tiene una buena vida.

Al año, Ruiz gana aproximadamente 750 mil pesos -más patrocinios- por arriesgar su vida al momento de volar con su moto. No tiene un sueldo fijo como lo tiene un senador o un policía federal, él gana entre 30 a 50 mil pesos por exhibición, y al año tiene alrededor de 20 shows, “si nos va bien”. Además, el todavía adolescente destaca que en presentaciones internacionales puede llegar a cobrar 5 mil euros (83 mil pesos).

“Mucha gente piensa que ser rider es fácil y que quisieran estar ahí; la verdad sólo lo hacen por la fama o por el dinero, pero los que estamos ahí realmente sabemos lo difícil que es estar fuera más de cuatro meses, pasar semanas en cama por las lesiones y entrenar todo el día, todos los días”, comparte Ruiz.

El mexicano dijo que siempre que está lesionado en lo único que piensa es en volver a la pista, y asegura que los beneficios son muchos, ya que puede viajar por todas partes del mundo, conocer gente y recibir una remuneración económica por hacer lo que le gusta.

Por otra parte, el piloto señala que “es muy difícil asegurarte”. Por el momento Thona Seguros es la aseguradora mexicana que cubre sus necesidades, además de ser uno de sus patrocinadores. De acuerdo a su experiencia, esta es la única compañía en el país que puede hacer un seguro personalizado conforme a las necesidades del cliente, ya que en México no se suele cubrir el deporte extremo que realiza, por lo que en años anteriores estuvo asegurado con corporativos estadounidenses, sin que esto fuera un impedimento para continuar con su carrera.

“Nací para ser rider, no hay nada que me haga más feliz que esto. Cuando a veces ya no quiero seguir, algo llega y me motiva para no darme por vencido”, menciona.

El año pasado estuvo cinco meses en cama por una fractura de tibia y peroné, lo que hizo que se perdiera al menos la mitad de las competencias que tenía agendadas. Ante esta situación, Ruiz dice que en este deporte lo que más se necesita es ser positivo; “te caes nueve veces, pero te levantas 10”.

A su corta edad no piensa en el retiro. Sabe que en Italia hay un piloto de 53 años que sigue compitiendo, aunque él piensa que la edad ideal para dejar esta disciplina es a los 40. “Mi cuerpo puede estar lesionado, pero mientras mi mente siga luchando voy a seguir compitiendo. Cuando deje de disfrutar esto, será momento de retirarme”.

Erick Ruiz se presentará por tercera vez en la décima edición del Red Bull X-Fighters de la Ciudad de México, junto con otros 11 pilotos, incluidos los cuatro campeones mundiales: el neozelandés Levi Sherwood, el español Dany Torres, el francés Tom Pagés y el suizo Mat Rebeaud, mañana viernes 6 de marzo, a las 21:00 horas.