AFTEROFFICE
buena vida

¿Eres coleccionista aficionado? Podrías tener en casa un tesoro

Ese viejo póster de película podía ser tu boleto de lotería. Pero también si tienes otros objetos en tu sótano o clóset; una máquina de escribir, un teléfono antiguo, una libreta, podría darte dinero con algún millonario excéntrico que colecciona rarezas.
Bloomberg
29 julio 2015 21:21 Última actualización 29 julio 2015 21:32
De las carteras Birkin de Hermès a las computadoras Apple 1, los coleccionistas apuestan al valor de las rarezas. (Cortesía)

De las carteras Birkin de Hermès a las computadoras Apple 1, los coleccionistas apuestan al valor de las rarezas. Christie’s subastó ésta por 365 mil dólares. (Cortesía)

Bruce Marchant asegura haber encontrado la protección que necesita contra los giros del mercado de valores en los brazos de una amazona blanca con bikini. La dama adorna el cartel antiguo de la película de ciencia ficción de 1958, El ataque de la mujer gigante, que hace 10 años costaba 5 mil dólares, y hoy vale 16 mil. ¡Un incremento del 220 por ciento!

“En la última década, las cosas han dado un gran salto”, dijo Marchant, dueño de la Reel Poster Gallery de Londres. Los carteles de películas de cine son parte de una serie de inversiones alternativas que están teniendo un desempeño superior a los activos tradicionales. De las carteras Birkin de Hermès a las computadoras Apple 1 y las medallas del Premio Nobel, los coleccionistas apuestan al valor de las rarezas.

Los precios suben conforme un grupo cada vez más grande de millonarios se afana por conseguir una cantidad limitada de artículos. En 1994, Bill Gates pagó un récord de 30.8 millones de dólares por el Codex de Leonardo da Vinci. El cuaderno manuscrito de 72 páginas podría valer 60 mdd hoy, según Cassandra Hatton, especialista sénior en libros y manuscritos de Bonhams New York. Se vendió por 5.6 millones de dólares en subasta en 1980.

1
El ataque de la mujer gigante

La dama adorna el cartel antiguo de la película de ciencia ficción de 1958, que hace 10 años costaba 5 mil dólares, y hoy vale 16 mil. ¡Un incremento del 220 por ciento!

Cartel
1
Una joya

Un cuaderno de 56 páginas perteneciente a Alan Turing, el matemático británico que descifró el código alemán Enigma durante la Segunda Guerra Mundial y en quien se basó la película El código Enigma, se vendió por más de 1 millón de dólares en la subasta neoyorquina de Bonhams en abril a un comprador anónimo.

Alan Turing

La casa de subastas calcula que una carta escrita por Charles Darwin podría venderse en Nueva York el 21 de septiembre por entre 70 mil y 90 mil dólares. Los obsesos de la informática que conservaron sus computadoras originales Apple 1 podrían obtener ganancias imprevistas. Bob Luther, que se autodenomina coleccionista serial, compró una por 7 mil 600 dólares en 2004 y la vendió en Christie’s en diciembre por la friolera de 365 mil.

Dos meses antes, el Henry Ford Museum de Dearborn, Michigan, compró una en mejor estado por un récord de 905 mil. Otro ejemplar de estas máquinas emblemáticas, esta vez en perfecto estado, podría batir el récord en una venta de Bonhams en octubre, asegura Hatton. El dueño la compró nueva en 1976 por 666 mil.

1
Metrópolis

Los carteles de películas tuvieron un aumento en enero de 2013, cuando uno alemán del clásico de Fritz Lang de 1927 Metrópolis se vendió por 1.2 millones de dólares. El dueño compró uno de los cuatro ejemplares conocidos por 690 mil en 2006 y lo sacó a remate cuando se declaró en quiebra.

La oferta ganadora fue la de Ralph DeLuca, un coleccionista y agente de bolsa de 39 años que dejó su trabajo en las finanzas hace 16 años cuando decidió que le iría mejor invertir su tiempo y su dinero en carteles. “Me pasé a los activos tangibles y han sido una inversión formidable”, aseguró DeLuca, quien dice haber recibido una oferta de 2 millones de dólares por su Metrópolis.

Metrópolis