AFTEROFFICE
reflector

Episodio VIII, regalo póstumo de Carrie Fisher

Los admiradores de la saga de 'Star Wars' tendrán la oportunidad de ver a Carrie Fisher como la' princesa Leia Organa', en el octavo episodio de los filmes creados por George Lucas.
Agencias
27 diciembre 2016 16:3 Última actualización 27 diciembre 2016 16:16
Carrie Fisher concluyó las grabaciones del Episodio VIII de la saga 'Star Wars', según informó un representante de Lucasfilm. (Especial)

Carrie Fisher concluyó las grabaciones del Episodio VIII de la saga 'Star Wars', según informó un representante de Lucasfilm. (Especial)

En la saga de La Guerra de las Galaxias, Carrie Fisher, quien falleció este martes a los 60 años, adquirió la condición de símbolo sexual en el filme de 1983 El Regreso del Jedi, donde en el papel de Leia aparece esclavizada en un bikini dorado por el malvado personaje Jabba the Hutt.

La actriz volvió a participar el año pasado en una película de la saga, El despertar de la Fuerza, donde interpreta a la más matriarcal General Leia Organa, líder del combate de la Resistencia contra la malvada Primera Orden.

Ahora, los admiradores de la saga espacial tendrán la oportunidad de ver a Carrie Fisher como la princesa Leia Organa, en el octavo episodio de los filmes creados por George Lucas.

Un representante a la casa productora Lucasfilm comentó al portal TMZ que en julio de 2016 la actriz estadounidense fallecida hoy terminó las grabaciones de ese nuevo capítulo de la Guerra de las galaxias, por lo cual la próxima cinta no resultará afectada.

En julio se completó la filmación de su próxima aparición como Leia en el Episodio VIII , cuyo estreno está previsto para diciembre de 2017.

Fisher actuó en otras películas muy recordadas como las comedias Cuando Harry conoció a Sally y Blues Brothers.

Nacida en Beverly Hills, donde vivían sus padres, comenzó en el espectáculo a los 12 años en un acto de su madre en Las Vegas y debutó en el cine en la comedia Shampoo de 1975, dos años antes de la irrupción de "La Guerra de las Galaxias".

Su vida se vio complicada en ocasiones por su abuso de sustancias, enfermedades mentales y tumultuosos romances con otras figuras del espectáculo, historias que narró de forma cruda en sus libros, entrevistas y en el monólogo Wishful Drinking.

Estuvo comprometida con el actor Dan Aykroyd; se casó y divorció más tarde del cantautor Paul Simon; y tuvo una hija fuera del matrimonio con el agente de talentos de Hollywood Brian Lourd.