AFTEROFFICE
deportes

Entre más fuertes las faltas, más ingresos para la Femexfut

Cada cartón preventivo que se muestra en un partido de la Liga MX significa 30 días de salario mínimo (2 mil 18 pesos) que cobra la Federación Mexicana de Futbol. Por las 841 amonestaciones mostradas el torneo pasado el organismo recaudó un millón 697 mil 138 pesos.
Domingo Aguilar Mendiola
27 julio 2014 22:0 Última actualización 28 julio 2014 5:0
Todos los equipos que participaron en el Clausura 2014 registraron arriba de 30 amonestaciones en la temporada. (Cuartoscuro/Archivo)

Todos los equipos que participaron en el Clausura 2014 registraron arriba de 30 amonestaciones en la temporada. (Cuartoscuro/Archivo)

Una tarjeta amarilla no sólo condiciona la actuación de un futbolista dentro del campo, también tiene consecuencias económicas para el club en el que juega. Cada cartón preventivo que se muestra en un partido de la Liga MX significa 30 días de salario mínimo (2 mil 18 pesos) que cobra la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut).

Por las 841 amonestaciones mostradas el torneo pasado el organismo recaudó un millón 697 mil 138 pesos, cuyo 50.5 por ciento fue recaudado por cinco árbitros: Fernando Guerrero Ramírez, César Arturo Ramos, Roberto García Orozco, Jorge Isaac Rojas y Luis Enrique Santander. Guerrero Ramírez fue el colegiado que más amarillas mostró: 101 en 16 partidos (por encuentro dirigido logró un promedio de 6.3), que se tradujeron en 203 mil 818 pesos.

Hasta la finalización de la segunda fecha del Apertura 2014, las tarjetas de advertencia se han hecho presentes en 84 ocasiones, equivalentes a 169 mil 512 pesos. El América ha sido el conjunto más indisciplinado, pues registra el 10 por ciento de las amonestaciones de la competencia. El nazareno que sancionó con más amarillas durante el Clausura 2014, se mantiene a la cabeza del torneo actual con ocho, después de haber pitado el choque entre el León y las Águilas en la jornada uno.

Todos los equipos que participaron en el Clausura 2014 registraron arriba de 30 amonestaciones en la temporada. Los equipos con mayor número de tarjetas amarillas durante esa competencia fueron Veracruz con 61 (123 mil 98 pesos); Puebla con 53 (106 mil 954 pesos); Tijuana con el mismo número; América con 51 (102 mil 918 pesos); Santos con 50 (100 mil 900 pesos); Atlas con 48 (96 mil 864 pesos) y Morelia con 47 (94 mil 846 pesos).

Óscar Mascorro, defensa central de los Tiburones Rojos, hizo que su club pagara 22 mil198 pesos por las nueve advertencias que se llevó sobre la cancha y sólo fue superado por Félix Araujo, ex defensor de los Jaguares de Chiapas (ahora con la UdeG.), cuyas 10 acciones sancionadas costaron 28 mil 252 pesos. Marco Antonio Palacios, de Pumas; Cristian Pellerano, de Tijuana, y Rafael Márquez, de León, obtuvieron ocho cartones preventivos, 20 mil180 pesos de pérdida para sus respectivas instituciones.

De acuerdo con el reglamento de la Federación que rige el futbol nacional, los clubes que acceden a la liguilla pueden cancelar las amonestaciones de sus jugadores a través de un pago de 3 mil 28 pesos (45 días de salario mínimo) por cada una.

Las expulsiones son sancionadas de distinta manera. El costo de cada una depende de la acción por la que fue mostrada. La penalización más alta alcanza los 13 mil 458 pesos (200 días de salario mínimo), además de tres partidos de suspensión.

Tras la fecha dos, 11 jugadores de ocho equipos diferentes han sido amonestados en un par de ocasiones. Los Leones Negros y los Tiburones Rojos son los conjuntos con menos tarjetas amarillas: dos cada uno.