AFTEROFFICE
culturas

Entre admiración laica y la persecución clerical

Un homosexual festejado ante el delirio, sobre el mantel de la moral de un clero cada vez más ofendido por el matrimonio igualitario.
Redacción
06 septiembre 2016 22:13 Última actualización 07 septiembre 2016 5:0
“Es un ídolo y se acabó. No necesita una justificación para ser grande”, dice Carlos Pascual. (Cuartoscuro)

“Es un ídolo y se acabó. No necesita una justificación para ser grande”, dice Carlos Pascual. (Cuartoscuro)

Antes, Carlos Pascual dijo: “Ya debe estar en desuso el adjetivo de popular a la cultura”. Pregunta: ¿Qué es la alta cultura, la gran cultura, este homenaje deja en claro qué es la cultura?”. Mucho antes había dicho que los funerales a Juan Gabriel dejaban ver un fenómeno social que no necesitaba de un intelectual o de un grupo político para ser, para manifestarse dentro del Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana. “Es un ídolo y se acabó. No necesita una justificación para ser grande”.

Y luego, Carlos Pascual, autor de Memorial de Cruces, dijo sobre esta doble cara del ídolo: fortuna y tragedia. Un homosexual festejado ante el delirio, sobre el mantel de la moral de un clero cada vez más ofendido por el matrimonio igualitario. Dice: “La Iglesia está exacerbando a la gente para que salga a marchar contra esa posibilidad. Y anteayer el vocero del episcopado se disculpa y asegura que no sabe quién convocó a esa marcha. Me parece que es el modus operandi de la Iglesia católica. Lo mismo hizo cuando la Guerra Cristera. El gran tema en México es el religioso. Los grandes problemas que se han dado en este país se deben a la relación Iglesia-Estado.

Y al final, dirá: “La Iglesia católica se debe sentir traicionada con la iniciativa. Cuando le quitan los que cree son sus derechos, comienza hablar de persecución”.

>