AFTEROFFICE
deportes

Enrique Meza, la figura a seguir en una final entre equipos del mismo dueño

"El Ojitos" llega a su tercera final local como estratega del cuadro de Hidalgo. Pachuca y León, ambos propiedad del Grupo Pachuca de Jesús Martínez y América Móvil de Carlos Slim, disputarán una final inédita en la Primera División nacional.
Domingo Aguilar Mendiola
11 mayo 2014 23:1 Última actualización 12 mayo 2014 5:0
El entrenador con 36 torneos de experiencia buscará hacer que la estadística se incline a su favor y alcanzar cinco finales ganadas de nueve disputadas. (Cuartoscuro)

El entrenador con 36 torneos de experiencia buscará hacer que la estadística se incline a su favor y alcanzar cinco finales ganadas de nueve disputadas. (Cuartoscuro)

Dos equipos pertenecientes a un mismo dueño se volverán a enfrentar en la final del futbol mexicano. Pachuca y León, ambos propiedad del Grupo Pachuca de Jesús Martínez y América Móvil de Carlos Slim, disputarán una final inédita en la Primera División nacional.

La primera batalla por el título entre clubes de un mismo propietario fue en el torneo Verano 2002, cuando las escuadras de Televisa, América y Necaxa, se enfrentaron. En el primer encuentro los Rayos sacaron una ventaja de dos anotaciones, pero ésta fue superada en el partido de vuelta.

El cotejo entre tuzos y leones tiene un detalle adicional, pues a nivel directivo se enfrentarán padre contra hijo. Jesús Martínez Patiño, dueño del Grupo Pachuca, tendrá que enfrentar a su hijo, Jesús Martínez Murguía, a quien ya venció en la temporada regular con un marcador de 1-3 en el Nou Camp.

Martínez padre ha tenido que estar al pendiente de tres equipos en las fases finales. Además de los que disputarán el trofeo de Primera División, también tuvo que observar el desempeño de Estudiantes Tecos, quienes perdieron el ascenso contra los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara.

La inversión hecha en estos equipos se ha reflejado en un buen desempeño deportivo. Carlos Slim, quien adquirió 30 por ciento de las acciones de este par de clubes y de la Universidad del Futbol y Ciencias del Deporte desde el 31 de agosto de 2012, ha visto a los Panzas Verdes participar en Copa Libertadores y alcanzar tres liguillas, en las que han llegado hasta la última instancia en dos ocasiones. El segundo hombre más rico del mundo ratifica, con esta decisión, su precisión para los negocios.

El funcionamiento eficaz de Pachuca y León también se debe a la calidad de los entrenadores al mando. Enrique Meza, quien acumula ocho finales previas a ésta, ha ganado cuatro y perdido cuatro; la última que consiguió fue con los Tuzos en el Clausura 2007, la cual significó la quinta estrella para la institución hidalguense.

El Ojitos Meza llega a su tercera final local como estratega del cuadro de Hidalgo. Aunque fue derrotado por los Pumas en la edición final más reciente que alcanzó con el Pachuca (Clausura 2009), el entrenador con 36 torneos de experiencia buscará hacer que la estadística se incline a su favor y alcanzar cinco finales ganadas de nueve disputadas.

Por otra parte, el uruguayo Gustavo Matosas estará al frente de la fiera por segunda vez consecutiva en un partido por el título. El año pasado superó al América con un marcador global de 5-1 y se coronó en el Estadio Azteca. Matosas cerrará de nuevo fuera de casa, sin embargo, eso no parece incomodarle al técnico que regresó al club felino a la división de honor mexicana y con el que puede refrendar el título, además de alcanzar la séptima corona de liga para el equipo guanajuatense.

Se estarán enfrentando en la final dos de los equipos peor posicionados en la tabla general (Pachuca sexto con 24 puntos y León octavo con 23), pero eso no es problema para los grupos dueños, pues sus equipos supieron ganar la liguilla y al final el trofeo se quedará en familia, gane quien gane.