AFTEROFFICE
culturas

Enrique Chía regresa a México más emocional que nunca

El pianista cubano Enrique Chía forma parte de la cultura del exilio en Miami. Con 50 discos grabados, entre los últimos un homenaje a Los Panchos, el músico ofrecerá conciertos los próximos viernes y sábado en el Lunario del Auditorio Nacional.
Rosario Reyes
03 mayo 2015 21:25 Última actualización 04 mayo 2015 5:0
El pianista interpretará temas como "My way", de Frank Sinatra, o "Candilejas", de Charlie Chaplin y, por supuesto, piezas cubanas. (Cortesía)

El pianista interpretará temas como "My way", de Frank Sinatra, o "Candilejas", de Charlie Chaplin y, por supuesto, piezas cubanas. (Cortesía)

Radicado en Atlanta, el pianista cubano Enrique Chía forma parte de la cultura del exilio en Miami. Desde hace varios años se presenta en el Miami Dade, en donde ofrece dos conciertos cada septiembre, ante al menos 6 mil espectadores. Con 50 discos grabados, entre los últimos un homenaje a Los Panchos, una selección de canciones de Armando Manzanero, otro más de temas famosos italianos y la antología latinoamericana titulada Eternamente romántico, este intérprete confirma el trillado, pero no incierto, enunciado de que la música no se ajusta a las fronteras.

Nunca se ha presentado en su tierra y no tiene planes de hacerlo; ni siquiera ahora que se ha anunciado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, lo que podría motivar un mayor flujo de artistas entre ambos países. “Eso está por verse. Hay mucha publicidad andando, pero quienes saben más de esto que yo se quejan de que hay algunos huecos en estas relaciones que tienen que superarse. El futuro dirá lo que sea mejor para los pueblos”, dice en entrevista previa a los conciertos que ofrecerá los próximos viernes y sábado en el Lunario del Auditorio Nacional.

A pesar de todo, destaca el pianista, la música de la isla ha estado presente siempre en Estados Unidos, aunque allá lo que se consume son sobre todo los clásicos de las décadas de 1940 y 1950.

“Los artistas de Hollywood cantaban aquellas canciones con versiones en inglés, composiciones de Ernesto Lecuona como Siempre en mi corazón, a la que le pusieron Always in my heart, por ejemplo. Después se tranquilizó la cosa, principalmente porque los ritmos cubanos famosos no estaban brotando como antes, como cuando surgió el chachachá o el mambo. Hay muchos factores para que la música continúe, pero en el mundo la cubana siempre ha fluido e influido a la música de otros países”.

Tras formar parte de la programación del recién inaugurado Teatro Nacional de Lima, Enrique Chía retorna a México para presentar un programa de música latinoamericana. Sus presentaciones en el país son especiales, dice, porque es el único auditorio que canta en sus conciertos de piano, algo que atribuye a su sensibilidad para conectarse con los espectadores. “Trato de darle al público el sentimiento de las canciones, lo que yo pensé que el autor quería que las personas sintieran cuando las escucharan”.

También interpretará temas internacionales como My way, de Frank Sinatra, o Candilejas, de Charlie Chaplin y, por supuesto, piezas cubanas.

“Vamos a tocar sones, danzones y hasta pasodoble; valses peruanos -que me encantan- y tangos, como El día que me quieras. Además vamos a estar complaciendo peticiones del público, como si estuviéramos en la sala de mi casa. Me dejo guiar por el público, podemos tocar desde Cuatro milpas hasta Lágrimas negras”, concluye.