AFTEROFFICE
deportes

En peligro el reinado de Rory McIlroy

El PGA Championship definirá al rey del golf mundial en el torneo que se disputará del 13 al 16 de agosto en el campo de Whistling Straits. Sin embargo, el principal adversario a vencer del número uno del mundo es Jordan Spieth, ganador de dos Majors en 2015.
Ma. del Refugio Melchor S.
12 agosto 2015 22:16 Última actualización 13 agosto 2015 5:0
Mcllroy no disputa un torneo desde el 6 de julio cuando se lesionó el tobillo izquierdo jugando futbol. (Reuters)

Mcllroy no disputa un torneo desde el 6 de julio cuando se lesionó el tobillo izquierdo jugando futbol. (Reuters)

Con la reaparición del norirlandés Rory Mcllroy, campeón defensor y número uno del mundo, y de su principal adversario Jordan Spieth, ganador de dos Majors en 2015, el PGA Championship definirá al rey del golf mundial en el torneo que se disputará del 13 al 16 de agosto en el campo de Whistling Straits.

Además de seguir de cerca el duelo por la supremacía mundial, el último Major del año debe verse por su espectacular campo, señala Rafael Quiroz, director de la revista Golf Digest edición México.

Whistling Straits de Wisconsin está considerado como uno de los mejores 100 campos públicos en Estados Unidos. “Hay que ver este torneo en particular por el campo, tiene un layout y unas pistas impresionantes. Tiene una característica muy especial porque está rodeado de muchas trampas, pero no son como las normales de arena, puedes quitar piedras y obstáculos dentro de estos búnkers”, explica Quiroz.

Con una arquitectura que destaca entre las mejores de los campos de golf, otro elemento que deberán enfrentar los mejores golfistas del mundo son sus condiciones climáticas, advierte Federico Valdez Adame, director general de la Federación Mexicana de Golf.

“Es un campo difícil, largo, un reto para los mejores jugadores del mundo. En Estados Unidos el tema de los campos públicos es una maravilla, hay inversiones públicas que dan como resultado este tipo de propiedades. En el golf hay una cuestión que es el clima, en campos que están expuestos al fuerte viento los jugadores deben ajustar. A final de cuentas el golf es así de caprichoso, técnicamente cualquiera que inicia el field puede ganar”, refiere Valdez Adame.

El gran atractivo será el duelo que protagonizarán Mcllroy y Spieth, ya que al europeo le pesará la larga ausencia, pues no disputa un torneo desde el 6 de julio cuando se lesionó el tobillo izquierdo jugando futbol.
“Por supuesto que le va a afectar, está desencanchado, no ha jugado desde el US Open; físicamente se ve bien, recuperado, pero le va a pesar la inactividad de competencia”, indica Rafael Quiroz.

La oportunidad se presenta para que su rival estadounidense de 22 años pueda coronar su gran temporada ascendiendo al primer puesto de la clasificación mundial. “Para que Spieth sea número uno tiene que ganar el torneo y que Rory quede abajo del segundo lugar. La otra combinación es que Jordan quede en segundo lugar y que Mcllroy no se ubique entre los 10 primeros lugares”, comparte el directivo de la publicación especializada.

No habrá otra oportunidad para Spieth porque el ranking se calcula de acuerdo a la importancia de los torneos y en el resto del calendario difícilmente se cambiarán las posiciones. “Es muy importante que los jugadores que están cerca de la burbuja de los 125 primeros mejoren su ranking para tener tarjeta directa para el próximo año en el PGA Tour”, sostiene Quiroz.

Por ello, Federico Valdez Adame lamenta que ningún mexicano haya participado en los Majors de 2015, aunque considera que pronto puede darse la oportunidad a Carlos Quiroz, pues ahora radica en Dallas y está jugando torneos con mayor regularidad de la PGA.