AFTEROFFICE
deportes

En pasto, Santiago González busca su consolidación

El mexicano no quiere que el subcampeonato que consiguió en Roland Garros sea una anécdota en su carrera. Asegura que se sintió conforme de llegar al partido por el título, pero que tanto él como el estadounidense Donald Young –su pareja- se sintieron frustrados por la derrota.
Alain Arenas
12 junio 2017 23:10 Última actualización 13 junio 2017 5:0
El tenista mexicano disputará esta semana el Ricoh Open, en Holanda, el primero de los torneos sobre césped, de cara a Wimbledon. (AP)

El tenista mexicano disputará esta semana el Ricoh Open, en Holanda, el primero de los torneos sobre césped, de cara a Wimbledon. (AP)

Santiago González no quiere que el subcampeonato que consiguió en Roland Garros sea una anécdota en su carrera. Asegura que se sintió conforme de llegar al partido por el título, pero que tanto él como el estadounidense Donald Young –su pareja- se sintieron frustrados por la derrota.

“Nos faltó un paso para ganar, fuimos imprecisos en momentos claves del encuentro. Peso a eso, estamos conformes porque dimos nuestro mejor tenis. Estuvimos en sintonía la mayor parte del torneo, fueron dos semanas excepcionales, aunque no pudimos llevarnos el trofeo que nosotros teníamos planeado”, cuenta el nacido en Córdoba, Veracruz, vía telefónica a El Financiero.

La dupla González-Young sólo ha jugado junta esta temporada y en París disputó su primera final. Los últimos dos años el mexicano hizo mancuerna con el polaco Mariusz Fyrstenberg, con quien llegó a cuatro finales y levantó los títulos del Abierto de Memphis en 2015 y 2016.

A sus 34 años, el tenista explica que continuará al lado de Young en lo que resta de 2017. Está convencido de que sus estilos de juego se complementan y confía en que el nivel que mostró lo mantenga en las próximas semanas.

A partir de esta semana comienzan su participación sobre pasto en el Ricoh Open (ATP 250) en la ciudad de ‘s-Hertogenbosch, Holanda –en el que el veracruzano alcanzó la final en 2014 al lado de Scott Lipsky-; el 19 de junio disputarán el torneo de Halle, Alemania (500) –en el que se coronó en 2013 también con Lipsky- y el 26 competirán en Eastbourne, Gran Bretaña (250).

El 3 de julio cierran en Wimbledon, donde González llegó a la final en la modalidad de dobles mixtos en 2012, cuando perdió el título con la polaca Klaudia Jans-Ignacik.

“La idea es regresar al lugar en el que debo estar, entre los 30 mejores del mundo (desde ayer ocupa la posición 31 en dobles). El plan que tengo para las siguientes temporadas es jugar muchos torneos y dar buenos resultados. Me siento bien físicamente y sé que estaré mucho tiempo en el circuito”, afirma.