AFTEROFFICE
DEPORTES

Los nuevos millonarios de la NFL están en la defensiva

La gente que más gana en la National Football League (NFL) juega en posiciones defensivas. Fue así que 275 mdd fueron destinados en los contratos de sólo 5 de los mejores corners de la actualidad: 
Patrick Peterson, Joe Haden, Sherman, Brandon Carr y Darrelle Revis.
Alfonso Mancilla
01 octubre 2014 21:55 Última actualización 02 octubre 2014 5:0
Patrick Peterson es corner de los Cardinales de Arizona. (AP)

Patrick Peterson es corner de los Cardenales de Arizona. (AP)

En la NFL del siglo XXI, los esquineros se han convertido en una posición básica de los sistemas defensivos más exitosos, con lo que han logrado elevar sus sueldos significativamente a partir de este año.

La temporada 2013-14 terminó con varias marcas en los rubros de ataque aéreo: 120 mil 633 yardas sumadas entre los 32 equipos; el promedio más alto de rating para los quarterbacks (86.0), además de la máxima cantidad de pases de touchdowns (804).

¿Cuál fue la respuesta de las gerencias de los conjuntos de cara al calendario 2014-15? Ponderar e invertir en los responsables primarios de evitar que sean masacrados por la vía del pase.

Fue así que 275 millones de dólares fueron destinados en los contratos de sólo cinco de los mejores corners de la actualidad: Patrick Peterson (renovado por 70 millones), Joe Haden (renovado por 67), Sherman (renovado por 56), Brandon Carr (renovado por 50) y Darrelle Revis (contratado por 32).

De golpe, la élite de los mejores jugadores de esta posición elevó sus salarios hasta cifras que los emparejan con los receptores o mariscales de campo.

Las situaciones que Richard Sherman (Seattle) y Peyton Manning (Denver) vivieron al final del Super Bowl XLVIII fungieron como una analogía.

Mientras Sherman mostraba la felicidad que le producía saberse flamante campeón de la liga, a Manning únicamente lo acompañó una fría ventisca rumbo al túnel al saberse uno de los responsables de la caída de su escuadra.

Además de ello, existen otros tantos factores que elevaron la valía de estos jugadores. La básica es que la NFL, en su afán por brindar mayor espectáculo, se ha vuelto más estricta en la marcación de los castigos contra los defensivos secundarios y las coberturas a los receptores.

La regla del contacto ilegal (la que impide a los corners tocar a los receptores luego de recorrer más de cinco yardas a partir de la línea de golpeo) nació en 1978 y el promedio por campaña de marcaciones por dicha infracción hasta 2004 era de 38.

Sin embargo, desde 2005, cuando la liga comenzó a perseguir con más detalle tales castigos, el promedio se elevó a 130 por temporada.
Es aquí donde el trabajo de los esquineros se ha vuelto más exquisito y demandante en cuanto a su preparación, técnica y desarrollo.

Por ejemplo, los Carneros de San Luis implementaron un ejercicio en el que sus esquinas entrenan llevando pelotas de tenis en las manos mientras cubren a los receptores. Una vez que el quarterback intenta el pase, pueden tirar las esféricas y completar su cobertura.

Los Cafés de Cleveland fueron más allá: sus defensivos secundarios utilizan guantes de kickboxing para eliminar la tentación de detener a los receptores rivales.

Se trata de una posición mejor remunerada, pero que también requiere un mayor entrenamiento por las complicaciones mismas que conlleva, como largas horas de revisión de videos para descifrar las tendencias de los pasadores y alas abiertas enemigos, con el objetivo de ser determinantes en la obtención de un triunfo.