AFTEROFFICE
CULTURAS

En España hay 10 mil periodistas sin trabajo; 63% de ellos mujeres

El periodismo es uno de los sectores a los que más le ha pegado la ola de desempleo en España. Según la Asociación de la Prensa de Madrid, Andalucía, Cataluña y Madrid concentran el 56% del paro periodístico.
Ruth Martín
02 marzo 2014 23:41 Última actualización 03 marzo 2014 5:0
Periódicos españoles.

Periódicos españoles.

Las cifras de desempleo en el sector del periodismo y los medios de comunicación en España abruman.

Según el último informe de la profesión periodística 2013 elaborado por al Asociación de la Prensa de Madrid (APM), en septiembre del pasado año 10 mil 560 periodistas estaban registrados como desempleados de primera opción. De ellos, el 63% son mujeres.

Andalucía, Cataluña y Madrid concentran el 56% del paro periodístico. Desde mediados de 2008 hasta octubre de 2013, la destrucción de empleo creció, viéndose afectados 11.151 puestos, de los cuales un 40% del total procedían de trabajadores de los medios de comunicación en general. En cinco años cerraron 284 medios; 73 de ellos, durante 2013.

Importantes grupos editoriales, incluidos los que abanderan, o abanderaron la izquierda progresista, se han acogido a unos despidos amparados por la Reforma Laboral aprobada por el Partido Popular en 2012.

2012 fue un mal año para la prensa española: cerró el gratuito ADN, desapareció ABC Punto Radio, se adelgazaron las plantillas de El País, El Mundo, la Agencia EFE, de los diarios Marca y Expansión, y se se anunciaron salidas en Telemadrid y Canal Nou.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estima que España tardará 15 años en volver a su tasa de desempleo anterior a la crisis. Para este año la OCDE pronóstica una tasa de paro superior al 28%. Organizaciones españolas creen que el nivel no bajará al 20% antes del 2020.

No hay muchas esperanzas en los jóvenes españoles que han decidido inscribirse en la carrera de periodismo: el desempleo castiga al 57% de los menores de 25 años, según la Unión Europea. La cifra solamente es superada por Grecia, que padece un 58%.