AFTEROFFICE
deportes

En el Super Bowl 49: Prohibido el acceso con mochilas, alcohol y drones

El jefe de seguridad de la NFL señaló que por la proximidad del estadio de la Universidad de Phoenix con el aeropuerto internacional Sky Harbor se prohibió el despliegue de drones. 
Notimex
28 enero 2015 22:38 Última actualización 28 enero 2015 22:38
Los drones son capaces de patrullar ríos, cañones y montañas. (Bloomberg)

Los drones son capaces de patrullar ríos, cañones y montañas. (Bloomberg)

PHOENIX.- El jefe de Seguridad de la Liga Nacional de Futbol (NFL), Jeffrey Miller, anunció una lista estricta de objetos que estarán prohibidos en el encuentro, entre los que destacan por inusual que parezca, las aeronaves controladas a control remoto.

Debido a la proximidad del estadio de la Universidad de Phoenix con el aeropuerto internacional Sky Harbor, quedará estrictamente prohibido el despliegue de drones, anunció Miller.

Los aficionados tampoco podrán llevar alcohol, animales, banderas, pelotas, bebidas, cámaras de video, ni ningún contenedor como latas de aerosol, hieleras o botellas de cualquier tipo, comida, cohetes, discos y luces láser.

También quedan prohibidas las bolsas de una dimensión mayor a los 10×15 centímetros, maletas, mochilas, estuches para binoculares o cámaras, así como cojines acolchonados para los asientos.

Sólo se permitirán bolsas plásticas de vinil transparentes, así como un contenedor sellado con capacidad no mayor a un galón (3.58 litros). Las únicas excepciones serán contenedores relacionados con tratamientos médicos, previa inspección.

SIN ALERTA TERRORISTA

Por otra parte, el titular del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos, Jeh Johnson, indicó hoy que no existe una amenaza terrorista “creíble y exitosa contra el Súper Tazón 49, por lo que confió en que será un evento “seguro y exitoso”.

Miles de agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), así como del Departamento de Seguridad de Arizona y de las agencias policiales de las ciudades de Phoenix y Glendale custodiarán el juego y eventos paralelos.

“Confío que tendremos un evento seguro y exitoso este domingo”, dijo Johnson en rueda de prensa, tras hacer un recorrido por el estadio de la Universidad de Phoenix que será sede del juego entre los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Halcones Marinos de Seattle.

Johnson admitió que las autoridades se preocupan de posibles incidentes realizados por “lobos solitarios”, es decir, individuos no asociados directamente con grupos terroristas, por lo que señaló que se reevalúan de manera constante los protocolos de protección.

El DHS actualizó en este marco su campaña de alerta denominada “Si ves algo, di algo”, que busca sumar el apoyo del público para reportar actividades de naturaleza sospechosa a las autoridades. “La participación del público es muy importante”, sostuvo Johnson.

Las medidas de seguridad incluyen un sofisticado sistema de escaneo de objetos y personas, además de que se ha establecido un perímetro de seguridad alrededor del estadio, consistente en barreras vehiculares y retenes habilitados por miembros de equipos tácticos.

Entre los equipos desplegados figuran dos modernas máquinas de escáner electrónico, denominadas “Eagle-60”, que tienen la capacidad de detectar artefactos explosivos en paquetes o autos.

Se estima que más de 100 mil visitantes empezaron a llegar a la zona de Phoenix para participar en las festividades previas y asistir al mayor evento deportivo del año en Estados Unidos.

El Súper Tazón fue designado como un evento mayor de seguridad nacional serie 1, por lo que es elegible para recibir apoyo federal.

Las jefaturas de policía de Phoenix y Glendale anunciaron que miles de sus agentes no podrán solicitar permisos para faltar al trabajo durante los próximos días, a fin de estar listos para cualquier eventualidad de seguridad relacionada con el Súper Tazón 49.