AFTEROFFICE

Emprendedora de la sexualidad

La terapeuta Esther Perel se ha convertido en una conferencista 'estrella' hablando sobre las relaciones de pareja y escribiendo libros sobre el tema.
New York Times News Service
04 febrero 2014 0:35 Última actualización 05 febrero 2014 7:58
Esther Perel, terapeuta sexual.

Esther Perel, terapeuta sexual. (Archivo)

NUEVA YORK.- Sobre el tema del sexo, un tema que hace a tantos tartamudear, guardar silencio o hacerse los graciosos, Esther Perel, una terapista de parejas y autora, es elocuente de manera poco común, incluso exultante.

Ese don retórico en particular aparentemente está muy demandando: En julio, Perel ofreció una plática inaugural en Summit Outside, una reunión de tres días de 900 emprendedores y personas creativas celebrada en Powder Mountain en Eden, Utah.

“Piensen un momento en cuando tienen una experiencia de gran aventura, de novedad, de sorpresa, de misterio, de riesgo”, dijo Perel, de 55 años de edad, a su público, que estaba sentado en un jardín cubierto de hierba que se extendía frente al escenario.

“Un momento en que quizá expresaron deseos en su cuerpo que regularmente no se permiten a sí mismos conocer”, añadió.

Perel, una ciudadana belga que habla nueve idiomas, tiene un acento francés que implícitamente parece reforzar su autoridad. Un video de este evento captó la respuesta: En cierto momento, un joven miró alrededor nerviosamente, como si encontrara el ejercicio incómodo, pero algunos de los invitados, con sus tarjetas de identificación colgadas del cuello, cerraron los ojos, deleitándose en su momento de reflexión.

Los organizadores de la cumbre sabían que la plática, que abordó la paradoja de desear la aventura y la seguridad en las relaciones monógamas, caería bien a la audiencia, que incluía a gurús como el director ejecutivo de Zappos, Tony Hsieh, y el consentido de TED JR, un artista callejero y fotógrafo.

Pero sin embargo se sorprendieron cuando más de la mitad de los 900 invitados al evento aparecieron a la mañana siguiente para escucharla hablar sobre “Amor, Sexo y Poder”. Perel terminó realizando tres talleres adicionales para satisfacer la demanda.

“Ella empezó esta conversación de moda, y también se convirtió en la persona a la cual acercarse”, dijo Emily Greener, fundadora del grupo sin fines de lucro I Am That Girl basado en San Francisco, quien asistió al evento.

“Hubo mucho de: 'Oh, me senté con Esther durante la cena, y dijo ésto’. Se convirtió en capital social”.

Desde 2006, cuando Perel publicó un libro que es éxito de ventas, “Mating in Captivity”, se ha convertido en una oradora imprescindible sobre sexualidad y relaciones en el mundo de la terapia de parejas así como en el circuito de las sesiones de autorrealización de lujo.

A menudo dirige discusiones en centros turísticos durante eventos que el magnate de la superación personal Tony Robbins realiza para sus Miembros Platino, entre los mayores donadores de su fundación.

En enero, habló en las vacaciones de aprendizaje invernales de Omega en Costa Rica.

Su plática de TED de 2013, “Secret to Desire in a Long Term Relationship” (El secreto par el deseo en una relación a largo plazo), tuvo un millón de visitas en las primeras dos semanas después de que fue publicada, enfrentando una aparente epidemia de matrimonios con bajo libido en lo que teóricamente es la era menos reprimida en la historia moderna. (Ese quizá sea parte del problema: “¿Cómo se puede desear lo que ya se tiene?”, pregunta a menudo Perel en sus conferencias.)

Quizá desde que la Dr. Ruth dominaba las ondas aéreas estadounidenses en los años 80 no ha habido una figura pública con tanta audiencia para su trabajo sobre la sexualidad humana.

Pero si la Dr. Ruth estaba tratando de hablar explícitamente sobre la mecánica del sexo en una ambiente mediático previo al asunto Lewinsky y relativamente aburrido, Perel ha captado la atención en la rea de lo excesivamente sexual.

En vez de ofrecer un enfoque más explícito, ella escribe y habla de los aspectos de la sexualidad que no pueden captarse en una pantalla, los estados ocultos y sicológicos que ponen o no a la mecánica en movimiento.

“Lo obvio no nos inspira en estos días”, dijo Perel, bebiendo café en su departamento de Manhattan no hace mucho tiempo. “Pero hablar sobre el misterio es inmensamente inspirador”. Adoptar los misterios del deseo significa que ella tampoco pretende ofrecer recetas prescriptivas para revivir la vida sexual que ha muerto.

“Los estadounidenses fundamentalmente creen que no hay un problema que no tenga solución; es el enfoque de Nike: Simplemente hazlo. ¿Pero trate de aplicar eso al erotismo?”, preguntó, luego sacudió la cabeza. “No tengo respuestas, como decir 'Esto es lo que debe hacer’. Yo digo: 'Así es cómo pienso que funciona’”.

Así que, ¿exactamente cómo piensa que funciona? Es innecesario decirlo, funciona en todo tipo de formas, pero el libro y las conferencias de Perel insisten en que al buscar la comodidad e intimidad total, las parejas a veces sofocan cualquier posibilidad de una carga sexual.

“La intimidad se vuelve cruel cuando excluye cualquier posibilidad de descubrimiento”, escribe en “Mating in Captivity”. Y además: “Cuando no hay nada que ocultar, no hay nada que buscar”.

Esta idea, aunque pudiera sonar intuitiva a cualquier que haya tenido un camisón de franela, resulta una especie de revelación para la comunidad de la terapia de parejas.

La terapia de parejas durante los últimos 20 años, dijo Perel en una plática que ofreció a esa asociación en diciembre, ha enfatizado la necesidad de la seguridad en una relación. “Pero si la mujer estaba tan domesticada y todo lo que quería era seguridad, ¿por qué todas las civilizaciones necesitaron encerrarla si no estaba yendo a ninguna parte, de ninguna manera?”

En lugar de respuestas, Perel ofrece conocimientos tentadoramente empaquetados así como un estilo franco, dicen sus fanáticos, que facilita la conversación abierta.

Que sea físicamente atractiva – en algunas fotos parece una Katie Couric de estilo exótico – no es irrelevante en su línea de trabajo. Como lo expresa Robbins: “Es una persona atractiva, así que los hombres pondrán atención – suena horrible, pero es cierto – pero no exageradamente, de modo que haga que las mujeres no se sientan seguras”.

Perel aún ve clientes pero en estos días sólo está aceptando a los nuevos que han experimentado infidelidad, que es el tema de su próximo libro, que será publicado por HarperCollins en una fecha aún no especificada. Su enfoque hasta ahora es tanto empático como un poco provocativo.

“No todas las infidelidades son un síntoma de un problema en una relación”, dijo. “En ocasiones tiene que ver con otros anhelos que son mucho más existenciales. A veces la persona va a otra parte no porque ya no le guste con quien está; no le gusta en quién ella misma se ha convertido”.

Cualquier cosa que pueda hacer que aborde la ambigüedad en las vidas complicadas que llevamos me hará sentir que he hecho algo bueno en el mundo