AFTEROFFICE
REFLECTOR

Elvis Presley y Madonna, dos figuras tan iguales

Reyes de cada uno de sus géneros, ambas figuras son igual de trascendentes en la música de los últimos 100 años. El músico y especialista Jaime Almeida comparte en entrevista su visión acerca de estos íconos. 
Ma. del Refugio Melchor
15 agosto 2014 17:18 Última actualización 16 agosto 2014 5:0
Elvis Presley y Madonna, los reyes de cada uno de sus géneros. (Tomada de Billboard)

Elvis Presley y Madonna, los reyes de cada uno de sus géneros. (Tomada de Billboard)

Una tarde del 16 de agosto de 1977 aterrizó en Nueva York una joven que lloraba inconsolable la muerte de su ídolo, Elvis Presley. Fue un triste cumpleaños. El número 19 de la joven llamada Madonna Louise Veronica Ciccone, que en poco tiempo conquistaría al mundo y sería coronada como la Reina del pop con su nombre de pila: Madonna.

El aniversario luctuoso número 37 de Elvis y el cumpleaños 56 de Madonna se festejan con veneración el mismo día y demuestran que sus figuras siguen vigentes, afirma el especialista en música Jaime Almeida.

Figuras controversiales que seducen a las masas con sus provocativos bailes, Elvis y Madonna lograron triunfar en la industria musical por su inigualable talento.

El Rey del Rock podía cantar cualquier género. “Su voz es incomparable, independientemente de que haya sido la estrella iniciadora del rock en su momento, su tesitura de barítono, su fraseo, cuadratura rítmica son ideales. Pudo darle la sensibilidad adecuada a cada uno de los géneros que interpretó porque además de cantar rocanrol tradicional, cantó música religiosa, gospel, balada, country y para cada género se necesita un sabor, un sentimiento especial”, señala Almeida.

En el caso de Madonna, pudo ascender rápidamente al estrellato porque supo manejar hábilmente a los medios.

“Madonna independientemente de sus cualidades vocales hay que tomar en cuenta que le tocó entrar de lleno a la época que transformó la proyección de los artistas porque es cuando la televisión empieza a presentar canales completos dedicados a la música pop, cuando los videoclips impulsan a los artistas”.

“La música popular es un reflejo sonoro de la vida, a ambos les tocó momentos de transformaciones sociales que encontraron en ellos su reflejo y emblema. Elvis con su movimiento de cadera, su mirada, su corte de pelo y su estilo de bailar tipificó a la juventud de su momento”.

Madonna, a la que muchos califican como una gran manipuladora, también encabezó a la generación inconforme de los ochenta. “Madonna con ese cambio constante camaleónico de su aspecto, de haber sacado la ropa interior para ponérsela arriba del vestido, mostró las tendencias de su momento. Todos los cambios resultan escandalosos, pero pasando el tiempo se vuelven normales”.

Jaime Almeida señala que Elvis Presley nunca pudo actuar en grandes escenarios, su presencia era más bien personal. Su magnetismo todavía se pasea por Las Vegas. La buena noticia para sus fans es que la tecnología de una empresa llamada Digital Domain Group logró revivirlo en el escenario.

“Con los avances tecnológicos ya se puede ir a ver a Elvis en vivo porque se ha logrado hacer un holograma que lo pone en la pantalla en torno a una orquesta completa que se cuadra con la interpretación de Presley, sobre el escenario como si estuviera ahí realmente”.

Y no tardará el día que se cumpla el sueño dorado de los amantes de la música que veneran al rey del rock y la reina del pop, en el que podrán verlos juntos para interpretar Fever, el éxito de Elvis al que Madonna puso su toque personal. Al fin y al cabo, dice Almeida, en los conciertos uno acaba contemplando la pantalla porque el escenario siempre queda muy distante.