AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Elegancia acorde al estilo

La temporada de graduaciones ha comenzado y los hombres también tienen muchas opciones para lucir espectaculares en esa noche tan especial. Expertos comparten sus tips y opiniones para el 'outfit' masculino ideal. 
Rosario Reyes
05 junio 2014 22:15 Última actualización 06 junio 2014 5:0
Etiquetas
Romper las reglas en el traje no siempre es malo. (Cortesía)

Romper las reglas en el traje no siempre es malo. (Cortesía)

Esta también es su fiesta. Y si las chavas se preocupan por cada detalle de su atuendo y accesorios, ellos también tienen opciones para lucir espectacular en su noche de graduación. René Martínez Covarrubias, subdirector de diseño de la Universidad de la Moda Jannette Klein, advierte que lo importante es seguir las reglas, las cuales tienen que ver mucho con la carrera de que se titulen.

“No es lo mismo graduarse de Leyes que de una carrera creativa. A lo mejor un chico que se va a graduar de una carrera administrativa, más formal, necesite ir súper bien puesto, con un traje de tres piezas, un súper reloj, zapatos boleados, que combinen perfectamente con el traje, mientras que en otras carreras creativas existe la posibilidad de llevar otras combinaciones del pantalón o la camisa, en contraste, tener cuadritos con rayas o lunares en el pañuelo del saco, o jugar con la corbata, normal o de moño”, menciona el experto.

Ahora es muy difícil encontrar en el mercado un pantalón que no sea fit, porque la silueta está dominando, lo mismo sucede en los sacos, los cuales se ajustan más al cuerpo para que la espalda quede marcada y se vea un talle proporcionado. Estos cortes favorecen incluso para una complexión robusta.

Un buen traje está confeccionado en lana, pero para esta temporada cálida pueden optar por mezclas de lana con tejidos mucho más cómodos, o mezclas de algodón y lana, lana y poliéster, un poco más frescas y que permiten efectos de fantasía.

“Seguramente han visto chicos con trajes o sacos grises, que lucen plateados o con unas rayitas de colores en contraste; también se pueden lograr efectos interesantes”, explica René.

Y mientras él es reservado para los accesorios masculinos, prefiriendo un buen reloj, mancuernillas, corbatas o pañuelos, Edith Nuño, asesora experta de Liverpool, dice que hay una tendencia de usar zapatos de charol, tradicionales del smoking, pero con combinaciones nuevas, como un traje tradicional, por ejemplo.

“Hay otra tendencia de zapatos descarapelados, rayados; van a encontrar también de color para los más atrevidos, que pueden llevar a su graduación si no es algo tan formal”, destaca Nuño.

La especialista apuesta por el uso de cadenas, en distintas combinaciones, al estilo de los multibrazaletes femeninos. Sin embargo, Liverpool también atiende a los jóvenes de estilo clásico, con detalles de vanguardia, como los sacos de dos botones.

“Si quieren algo más simple están los sacos desestructurados con alguna camisa con pechera y pantalón skinny. El gris se está poniendo de moda, sigue el azul marino, pero para los que sean más atrevidos pueden comprar un traje ultramar y combinarlo con otro azul en la corbata, a lo mejor un índigo, un azul oscuro, o de la misma tonalidad, con camisa azul Francia, o puede ser blanca. Ese traje se puede usar sin corbata, porque ya el mismo traje tiene fuerza”, afirma.

Nos vestimos de forma inconsciente, concluye René Martínez Covarrubias. “Se nos olvida que lo que decidimos ponernos es un mensaje para que los demás nos lean. Debemos estar seguros de qué queremos transmitir, no vaya a ser que se hagan una idea completamente errónea, antes que los demás piensen lo que quieran, darles una guía de cómo es que quieres que te perciban”.

“Mucha gente ve esto como un gasto, cuando en realidad es una inversión. Un traje se puede incorporar a tu vida laboral, lo puedes usar en tus primeras entrevistas de trabajo, o puedes usar a lo mejor el mismo saco que llevas a tu graduación con otros pantalones o al revés”.