AFTEROFFICE
buena vida

El viaje perfecto lo encuentras en Islandia

A pesar de que muchos pueden rehusarse por el frío, Islandia es el país que mejores vistas ofrece de la aurora boreal y paisajes congelados, si éste es el destino que deseas visitar te decimos cuándo viajar y dónde hospedarte. 
Bloomberg
12 enero 2017 13:38 Última actualización 15 enero 2017 5:5
Etiquetas
islandia

islandia

No hace mucho tiempo atrás que los viajeros rechazaban la idea de visitar Islandia durante el invierno. ¿Islandia? ¿En invierno? Sólo el nombre del país debería hacernos desistir de la premisa.

Pero Sif Gustavsson, ex directora de la oficina de turismo de Islandia, tuvo una revelación: Ella podría etiquetar los lentos meses de invierno como la “temporada de las luces del norte” y todos esos paisajes congelados podrían tener un nuevo atractivo.

Adelántese unos años, y usted sabe cómo terminó esa historia: Islandia se ha convertido en uno de los destinos de viaje más apetecidos del mundo y los meses más fríos están experimentando un interés sin precedentes. De hecho, el interés ha crecido casi más rápido que el desarrollo, al tiempo que los hoteles se apresuran para abrir sus puertas en la capital del país, Reykjavik, mientras intrépidos establecimientos aumentan sus ofertas para viajeros adinerados.

Pero, si va a viajar a Islandia, mejor que lo haga bien. Y será mejor que haga todo lo posible para ver las luces del norte, porque volver a casa sin las gloriosas fotos con tonalidades rosadas y verdes del cielo de la noche simplemente no es una respuesta aceptable. Aquí es donde debería comenzar.

1
¿Cuándo ir?

 

islandia

Gustavsson, quien ahora trabaja como consultora de turismo sustentable con la marca de marketing independiente Iceland Cool Communications, ha visto las luces del norte a partir de agosto y hasta incluso abril. Pero si quiere maximizar las probabilidades de observación, dice, vaya entre noviembre y febrero.

Tentador como es el programa de Icelandair de hacer una escala en Islandia —usted puede reservar una parada extendida en Islandia— usted querrá más que solo un fin de semana largo. Planee pasar un par de días comiendo en los innovadores lugares de comida de Reykjavik y luego diríjase al campo para contemplar el cielo durante unas cuantas noches.

“Cuando las personas intentan perseguir las luces del norte es cuando terminan decepcionados”, dice Gustavsson. “Simplemente hay que tener paciencia”. Por eso es que recomendamos reservar un solo hotel en el campo por tres o cuatro noches y simplemente esperar. “Si se queda en el campo, se tiene la naturaleza, la costa del sur y el lejano este son los mejores lugares”.

1
Tours grupales

  

islandia

Contemplar las luces del norte podría parecer una actividad solitaria, pero Gustavsson dice que la camaradería de un picnic y de beber en los campos de hielo es una experiencia que no hay que perderse —y agrega que los operadores de tours los llevarán aún más lejos al medio de la nada, donde los cielos estarán más oscuros y las luces más vibrantes. Si quiere explorar los bosques por cuenta propia, asegúrese de revisar las condiciones de los caminos; este nuevo medio tiene toneladas de información esencial y actualizada al minuto).

¿Otro beneficio de tours grupales? La mayoría de ellos le permitirán volver a reservar si el paseo no resulta en una exposición colorida. “Si va a reservar un tour, hágalo en su primera noche”, recomienda Gustavsson, de manera que pueda volver a intentar en cada una de las noches siguientes hasta tener éxito.

“Y si se siente con ganas de abandonar su objetivo, o si sabe que el tiempo no será bueno, se puede escoger un tour alternativo, como la observación de ballenas en bote”. Ella recomienda Reykjavik Excursions y Special Tours para la más amplia variedad de experiencias, todas bien realizadas.

1
¿Cuándo reservar?

  

islandia

Según datos provistos a Bloomberg por Hopper, una compañía de seguimiento de pasajes, se debería intentar reservar vuelos 50 a 80 días antes de la partida. Eso significa que aún hay tiempo para alcanzar el final del mejor período que se extiende de enero a febrero y aun así obtener un buen precio.

Pero si el precio no es importante, considere un viaje de último minuto: pagará más, pero tendrá una mejor posibilidad para predecir la contemplación de las luces. Sólo el mes pasado, Icelandair lanzó un pronóstico de tres días que le informa sobre las posibilidades de observación de las luces del norte basado en el índice KP, una medida que ayuda a seguir la actividad geotermal de la Tierra. (Busque por un índice KP de 5 o más si esa es la base de sus impulsivas vacaciones).

Sin importar hacia donde se dirija, los vuelos a Reykjavik están este año un 28 por ciento más baratos que el año pasado; Hopper dice que si puede obtener un vuelo por 708 dólares o menos, debería estar contento con la compra. Pero por supuesto que eso podría fluctuar dependiendo de su punto de origen. Desde Boston o Baltimore, los vuelos pueden llegar a estar a 480 dólares; desde Washington D.C. y la Costa Oeste, los vuelos a menudo están en un rango de 800 dólares.

1
Dónde quedarse

 

islandia

Una buena observación de las luces del norte requiere la menor contaminación lumínica posible, de manera que cuanto más remoto esté ubicado su hotel, mejor será. La mayoría de los viajeros se dirige al sur, hacia las atracciones más icónicas del país, como las cataratas Skógafoss o el glaciar Solheimajökull. Eso permite una ruta de fácil navegación a través de atracciones llenas de emoción, pero tiene el inconveniente de que está abarrotado de visitantes.

Al dirigirse hacia el este se aleja de las multitudes. “Es perfecto para viajeros de aventura que no quieren ver otra alma en todo el día”, explica Gustavsson. Allí, agrega, es donde se filma la mayoría de las películas en Islandia y donde una erupción de un volcán en 2013 creó un campo de lava y laguna termal que es perfecto para senderismo y baños en pleno invierno. 

Usted se sentirá totalmente ajeno del bullicio cuando duerme en un pequeño pueblo como Breiddalsvik, con una población de 139 habitantes. Allí, vaya a ver el básico pero encantador Hotel Blafell o su nueva propiedad hermana, Aurora Lodge, con cinco habitaciones que no se sentirían fuera de lugar en un chalet de Gstaad. Otra buena opción: en el ecléctico Hotel Ranga, los guías de la noche están entrenados para darle consejos profesionales de fotografía.

¿No quiere aventurarse tan lejos de la capital? Intente el Hotel Husafell, que neutraliza sus emisiones de carbono y está ubicado al borde de las desinhibidas tierras altas de Islandia, alrededor de una hora y media al norte de Reykjavik —está cerca del segundo mayor glaciar del país y cuenta con acceso las 24 horas a una serie de piscinas termales—. (Así que puede observar la aurora boreal desde un jacuzzi de la Madre Tierra).

Aún más cerca está Ion Adventure Hotel, que ha concitado la atención como la arquitectura más ambiciosa construida en el campo de Islandia. El hotel es espectacular, con habitaciones minimalistas e inspiración escandinava en un edificio voladizo que está a menos de 45 minutos en automóvil desde Reykjavik.

Las cuatro propiedades le despertarán —sólo si lo solicita— cuando las luces del norte se divisan en las cercanías. De hecho, Husafell acaba de lanzar el primer sistema despertador automatizado del país, según el cual los huéspedes que optan por el servicio reciben un mensaje telefónico automático al segundo que el observador de las luces del norte detecta actividad geomagnética.