AFTEROFFICE
deportes

El torneo Joan Gamper 2014, más que sólo un partido de futbol

Barcelona enfrentará hoy a León, que buscará dejar una buena imagen en su expedición europea, además de que también dará su propia despedida a Rafael Márquez, el capitán que alzó los dos más recientes títulos del club esmeralda en el futbol mexicano, pero que ahora jugará en Italia con el equipo Hellas Verona.
Ma. del Refugio Melchor
17 agosto 2014 22:30 Última actualización 18 agosto 2014 5:0
Le tocará a León la fortuna de medirse a un club que nació humilde, pero que ahora es uno de los mejores del planeta. (Cortesía)

Le tocará a León la fortuna de medirse a un club que nació humilde, pero que ahora es uno de los mejores del planeta. (Internet)

Una despedida con homenaje incluido, un esperado debut, el inicio de un proyecto y la internacionalización de otro son los ingredientes que podrán disfrutar los aficionados al futbol durante la edición número 49 del Trofeo Joan Gamper que disputarán hoy Barcelona y León.

El sagrado césped del Camp Nou fue testigo de las soberbias actuaciones del mejor defensa mexicano de la historia, Rafael Márquez Álvarez. Durante siete temporadas formó parte del conjunto catalán que encantó al mundo y se cansó de ganar títulos.

El zaguero central ganó con el Barcelona dos Champions League, una Supercopa de Europa, tres Supercopas de España, cuatro Ligas, una Copa del Rey y un Mundial de Clubes.

Méritos suficientes para ser reconocido en el partido que servirá de punto de encuentro para ver la nueva cara de los culés, con Luis Enrique en la dirección técnica y sus nuevos fichajes, Luis Suárez, Ivan Rakitic, Claudio Bravo, Jeremy Mathieu y Thomas Vermaelen en el campo.

La gran atracción del Joan Gamper será la inminente reaparición del goleador uruguayo Luis Suárez, después de que el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) decidió mantener el castigo de nueve juegos oficiales, pero lo autorizó a entrenarse y disputar partidos de carácter amistoso.

Barcelona enfrentará a León, que buscará dejar una buena imagen en su expedición europea, además de que también dará su propia despedida a Rafael Márquez, el capitán que alzó los dos más recientes títulos del club esmeralda en el futbol mexicano, pero que ahora jugará en la Serie A italiana con el equipo Hellas Verona.

Los visitantes buscarán dar la sorpresa, pero los españoles saltarán a la cancha como grandes favoritos por haber ganado 36 de las 48 ediciones del torneo que fue creado en honor al fundador del club, el suizo Hans Max Gamper Haessig, quien al llegar a España se convertiría en el inmortal Joan Gamper.

Atleta consumado, jugador de rugby, atletismo, baloncesto, ciclismo y futbol, Gamper llegó a Barcelona en 1899 después de jugar como delantero del Basilea. Se instaló muy cerca de una colonia de compatriotas en el barrio de Sant Gervasi, donde se apasionó con el futbol.

Con la experiencia de haber fundado previamente el club Zúrich, Joan Gamper lanzó una convocatoria para crear un nuevo club. El 29 de noviembre de 1899 concretó su plan: entre seis catalanes y otros suizos, fundaron el Football of Barcelona, al que equiparon con la indumentaria del FC Basilea, con los colores azul y granate.

Pronto fue nombrado presidente, reclutó a grandes jugadores y en 1922 aportó un millón de pesetas para construir el campo de Les Corts, pero la desgracia tocó a su puerta: fue exiliado y cuando regresó perdió todos sus privilegios. No pudo lidiar con la época de la Gran Depresión y se suicidó.

Miles de simpatizantes del Barcelona asistieron a su entierro, y en 1966 el club creó un nuevo torneo en honor a su fundador. Primero se utilizó un formato de cuadrangular que se jugaba en la segunda quincena de agosto, el cual se mantuvo hasta 1996.

A partir de 1997 el trofeo Joan Gamper se disputa a un solo partido y ahora le tocará a León la fortuna de medirse a un club que nació humilde, pero que ahora es uno de los mejores del planeta.