AFTEROFFICE
culturas

El teatro Arlequín cierra por remodelación, pero habrá última temporada

El emblemático teatro de la calle de Villalongín 22 recibirá dos montajes de la compañía Puño de Tierra, fundada y dirigida por Fernando Bonilla. "Menoclownsia" es protagonizada por la actriz Sofía Álvarez, y "Almacenados" por el actor Héctor Bonilla.
Rosario Reyes
23 abril 2015 12:57 Última actualización 23 abril 2015 12:59
La temporada se extenderá hasta el 28 de junio en el Teatro Arlequín, ubicado en Villalongín 22, Cuauhtémoc. (Cortesía)

La temporada se extenderá hasta el 28 de junio en el Teatro Arlequín, ubicado en Villalongín 22, Cuauhtémoc. (Cortesía)

La familia Bonilla protagoniza última temporada del Teatro Arlequín antes de iniciar su remodelación. Recibe dos montajes de la compañía Puño de Tierra, fundada y dirigida por Fernando Bonilla.

En Menoclownsia, que se reestrena el 7 de mayo y se presentará los jueves a las 20:30 horas hasta el 25 de junio, Sofía Álvarez interpreta un monólogo hilarante en el que una payasa sufre lo peor que le puede pasar a quien se dedica a hacer reír: perder la sonrisa.

“Tenía muchas ganas de tocar el género, estaba pasando por los meros trancazos de la meno, cuando Valentina Sierra escribió esta obra para mí, pero no habla de la menopausia, es una payasa que no siente contenta, está en una crisis, que no necesariamente es de edad, ni femenina”, dice en entrevista Álvarez.

Precisamente la crisis es lo que vuelve divertida esta trama con la que Álvarez debuta en la técnica del clown, una especialidad que siempre despertó su curiosidad por la forma en que quedan expuestos los artistas en el escenario. “Es realmente abrirse, tiene que ver mucho con quien realmente soy. Cada uno tenemos un payaso dentro, encontrarlo, exponerte al ridículo, hacerlo con humor, ver la vida con humor, es algo muy complicado”, reconoce la actriz.

La otra obra es Almacenados, del autor español David Desola, que se estrenó en 2006 y desde entonces ha cumplido exitosas temporadas en diversos foros, entre ellos el Teatro de la Ciudad; ha sido vista por más de 15 mil espectadores.

El patriarca de la dinastía, Héctor Bonilla, presenta este montaje junto a sus hijos, Fernando en la dirección y Sergio como coprotagónico de una trama en la que un empleado a punto de jubilarse solo tiene cinco días para entregar el puesto a su relevo como encargado de un enorme almacén vacío en el que aparentemente no sucede nada.

“Disfruto mucho a mi papá en escena, es una obra que ya nos conocemos muy bien y no deja de sorprendernos, a pesar de que sé cómo es mi padre como persona y como actor, lo sigo disfrutando muchísimo, siempre encuentro cosas nuevas”, dice Sergio Bonilla a propósito de la obra que se presentará los viernes a partir del 8 de mayo, a las 20:30 horas. La temporada se extenderá hasta el 28 de junio en el Teatro Arlequín, ubicado en Villalongín 22, Cuauhtémoc.

Para completar su temporada de mayo, la compañía Puño de Tierra, estrena la farsa musical sobre un hombre nacido adulto, producto de la violación perpetrada por un arcángel a una anciana titulada Masiosare, un extraño enemigo, que brindará funciones de viernes a domingo en el Foro A Poco No (República de Cuba 49, Centro).